Los títeres de La Tartana celebran 40 años de vida en los escenarios

Títeres de La Tartana

08.01.2017 - 20:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La historia de la democracia española desde la Transición se podría resumir en la trayectoria del teatro de títeres La Tartana, afirma su director Juan Muñoz en esta entrevista con Efe, en la que repasa los 40 años que cumple la compañía en un presente de "retroceso cultural".

"Cuando empezamos los títeres apenas existían en las plazas", recuerda Muñoz, que destaca "el reconocimiento" logrado a esta rama de las artes escénicas en una historia que celebrarán mañana en la sala Cuarta Pared de Madrid, donde con "El guardián de los cuentos" comenzarán un ciclo de espectáculos propios.

Antes de celebrar este 40 aniversario, el director rememora los inicios de la compañía fundada por un grupo de amigos en 1977 en Madrid junto al maestro titiritero Francisco Peralta, cuando montaron su primer espectáculo, "Polichinela", en una época en la que las marionetas eran tratadas "de forma despectiva".

A base de muñecos hechos de guantes o hilos, con autómatas mecánicos o juegos de sombras, La Tartana fue "pionera" en desarrollar la relación entre actores y objetos en el teatro independiente, lo que les ha llevado a estrenar más de cuarenta obras en distintos formatos, incluidos textos como "Lear" y óperas como "La flauta mágica", hasta la más reciente "Don Juan".

La compañía destacó desde el principio por llevar sus obras a las plazas y los parque y desde su espectáculo "La roca y la colina", de 1996, se centró en montajes para el público infantil. El estreno de "Frankestein" le permitió llevarse en 1998 el Premio Max de la Artes Escénicas, y la compañía fue finalista en la categoría infantil del principal certamen del teatro en 2015.

"Hemos conseguido crear un equipo sólido y una infraestructura para seguir haciendo espectáculos", resalta el director, que sin embargo asegura que en los últimos años "se ha retrocedido a los años 80" en el trato a la cultura por "la falta de ayudas" por parte de las Administraciones.

Una situación "complicada" en la que también "retrocede la percepción, calidad y resonancia social" del teatro, opina Muñoz, que considera importante el papel de compañías como La Tartana para "darle valor creativo e imaginativo al arte", algo que "ahora falta", remata.

Desde su teatro de títeres se plantearon desde el comienzo el objetivo de "divulgar y potenciar" las historias contadas a través de muñecos, para lo que ahora cuentan "finalmente" con su espacio propio en los escenarios. También han conseguido "cierto prestigio" internacional después participar en festivales europeos, indica Muñoz, mientras desarrollaban en Madrid su labor social a través de talleres y representaciones.

Una trayectoria que recoge "Construyendo teatro. 40 años de oficio", documental que muestra el proceso de creación de montajes en la compañía como hilo conductor para repasar la historia de La Tartana en un paralelismo con el desarrollo de la democracia en España.

Junto a una exposición que reúne los títeres y autómatas más emblemáticos de este teatro, así como elementos de escenografía y vídeo en un recorrido interactivo en el que se recrearán algunas escenas animadas de sus obras, este documento audiovisual estará en febrero en la Sala Berlanga de la SGAE en Madrid para conmemorar esta efeméride.