Nadal subraya su ilusión por ganar aunque no sabe hasta cuándo

"Djokovic es el que domina ahora el escenario"

Rafa Nadal será investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Europea de Madrid el lunes 4

Estambul: Guillermo-Traver y Daniel Gimeno, a segunda ronda tras eliminar al turco Inkel

Marrakech: Muguruza, clasificada para la segunda ronda

Los ganadores de Wimbledon se embolsarán 2,6 millones de euros cada uno

Rafa Nadal

deportes

| 28.04.2015 - 15:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Rafa Nadal ha asegurado que el serbio Novak Djokovic "es el que domina ahora el escenario" en el tenis mundial, y ha valorado que, a pesar de haber jugado "más partidos" con el serbio, su rivalidad con Roger Federer se debe a que sus cruces "fueron en momentos más importantes", mientras que deseó tener "salud para seguir compitiendo" y recuperar su mejor versión.

Hemos jugado más partidos (contra Djokovic), pero quizás con Federer fueron en momentos más importantes. Está claro que ahora es Djokovic el que domina el escenario", contestó Nadal en una entrevista en la web del Mutua Madrid Open para el número especial de MarcaPlus, donde confesó que esta rivalidad entre los tres "ha ayudado y servid a todos

ASUME LAS LESIONES

Sobre ese gran dominio de los tres tenistas, apuntó que "no es fácil señalar un motivo" para ello, aunque "tiene mucho que ver con un trabajo constante", el mismo que necesita para superar las lesiones con las que ha tenido que aprender a "convivir" durante los últimos años, y tras el que espera recupera al mejor Nadal.

"Es el que se siente cómodo compitiendo, gane o pierda. Pero al menos sabiendo que está haciéndolo lo mejor que sabe, no lo mejor que puede. Soy un veterano a pesar de tener 28 años. Pido salud para poder seguir entrenando y compitiendo", replicó al ser preguntado sobre su mejor versión.

Y es que el tenista balear ha asumido que las lesiones son una "parte" de su carrera, que "afortunadamente ya es pasado", considerando que hasta la fecha le ha ido "bastante bien a nivel deportivo. "Es lo importante porque vivir con problemas es parte de la vida" y "no cabe otra opción", añadió.

"Creo que en la mayoría de las cosas de tenis he cambiado. No tanto a nivel interior y personal. Claro que son 10 años más y por tanto no soy más ese niño de 18 años, pero bueno, en lo esencial creo que sigo siendo el mismo", repasó sobre su evolución como jugador, respecto a su primer título en Madrid.

"HE PERDIDO LA FRESCURA QUE QUIZÁS TE DA LA EDAD"

Además, reconoció que, respecto a entonces, ha "perdido la frescura física que quizás te da la edad" y que "varias lesiones" le han "impedido entrenar de la manera que lo hacía antes", aunque el balance es que "todo es más positivo que negativo".

"Es uno de los mejores recuerdos que tengo en mi mente de este torneo. Es verdad que se disputaba en otro escenario, y que era un torneo en pista cubierta en el mes de octubre, casi nada que ver con hoy en día. Incluso la final era al mejor de cinco sets. Recuerdo que en gran parte por el apoyo del público pude darle la vuelta al marcador y acabar ganando una final en la que perdía dos sets a cero", rememoró Nadal sobre su triunfo ante el croata Ivan Ljubicic en 2005.

Nueve años después, levantó su cuarto trofeo en la capital, tras remontar un partido que pareció perdido ante el japonés Kei Nishikori. "Nunca está perdido hasta que el último punto se disputa y eso es lo que siempre he hecho en mi carrera. Claro que el partido estaba complicado y nunca se sabe que hubiera pasado, pero así es el deporte. Un par de meses antes me había pasado a mí en la final de Australia", confesó

Además, el manacorí reconoció que el Mutua Madrid Open es un torneo "especial" y "diferente" al disputarse en España, ya que "los amigos cercanos pueden venir con mayor facilidad", pero que los tenistas tienen que mentalizarse en "competir", lo que "conlleva una dedicación exclusiva".