Sensibilizar sobre la migración de menores no acompañados. Es el objetivo de la última campaña de Save The Children.

Sólo el año pasado fueron casi 2.200 los que llegaron a nuestras costas. La ONG ha viajado a Senegal con dos adolescentes españoles para que conozcan la realidad de la que quiere huir, incluso, con el riesgo de perder la vida.

Bruno y Unai han viajado, con la ong Save the Children, a Senegal para ponerse en la piel de Omar.

Durante cuatro días estos adolescentes españoles han conocido aquí la realidad de los chavales de su misma edad. Porque la travesía pudo costarle la vida al joven senegalés.

El padre de Omar pagó 500 euros para costear el billete de la peligrosa travesía. Su madre relata la angustia. Una semana pasó sin comer hasta que tuvo noticias de Omar.

El año pasado, como Omar, 2177 menores no acompañados llegaron a nuestras costas. Save the Children insta a las autoridades europeas a ofrecerles una mayor protección.