El verano se enfría este fin de semana, con tormentas en el norte y descenso de temperaturas

LLUVIA_1
LLuvia para hoy |Archivo

La entrada de una vaguada atlántica afectará este fin de semana a gran parte de la Península Ibérica y traerá un acusado descenso de las temperaturas, salvo en el litoral mediterráneo, y tiempo inestable en el tercio norte peninsular, con precipitaciones y tormentas que serán localmente fuertes en los Pirineos, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las precipitaciones y las tormentas podrían aparecer este fin de semana de forma más débil en el resto del norte y el centro de la península. El sábado predominará el viento de componente sur en el interior peninsular y oeste el domingo. Canarias estará nuboso en el norte de las islas y poco nuboso en el sur, con vientos del noreste e intervalos de fuerte en las islas occidentales.

Las temperaturas descenderán de forma extraordinaria principalmente en el noroeste peninsular, con 17ºC menos en Ourense el domingo respecto a este viernes y 14ºC menos en Lugo. Además, bajarán 13ºC en Bilbao; 12ºC en Badajoz, Burgos, Cáceres, Granada, León, Palencia, Pontevedra, Segovia, Valladolid y Zamora; 11ºC en Jaén, Pamplona, San Sebastián, Salamanca y Vitoria, y 10ºC en Cuenca, Guadalajara, Logroño y Madrid. La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que este sábado se esperan cielos nubosos y lluvias en Galicia y el Cantábrico, y nubosidad de evolución diurna en las mitades este y norte peninsulares, con chubascos y tormentas que serán más probables e intensos en el cuadrante nororiental peninsular y localmente fuertes en Navarra, norte de Aragón y zonas próximas.

Predominarán los intervalos de nubes bajas tendiendo a despejar en el extremo suroeste, el área del Estrecho y Melilla, y el cielo poco nuboso con algún intervalo nuboso en el resto de la península y Baleares. En Canarias se esperan intervalos nubosos en el norte de las islas, con posibilidad de alguna lluvia débil en las de mayor relieve, y cielo poco nuboso en el sur. Las temperaturas diurnas descenderán salvo en Baleares, Canarias y el litoral mediterráneo, donde permanecerán con pocos cambios. Las máximas más altas llegarán a Granada y Murcia (35ºC); Córdoba y Jaén (34ºC); Albacete, Almería, Ciudad Real y Toledo (33ºC); Badajoz, Cuenca, Guadalajara, Madrid y Palma de Mallorca (32ºC), y Cáceres (31ºC).

El sábado soplarán vientos de componente norte con intervalos de fuerte en Canarias, de componente este en los litorales del suroeste peninsular y Baleares, del sur en el noreste de Girona y, en general, flojos predominando las componentes sur y oeste en el resto.

PEOR TIEMPO EL DOMINGO

Por otro lado, el domingo prevalecerán los cielos nubosos o muy nubosos y las precipitaciones en Galicia, el Cantábrico y los Pirineos, que en el Cantábrico oriental y el área pirenaica podrían estar acompañadas de tormenta y ser localmente fuertes durante la primera mitad del día en Navarra y el norte de Aragón. De forma más débil, las precipitaciones podrían darse también en el resto de Castilla y León, el Sistema Central, la cuenca del Ebro y Cataluña.

En el resto de la península habrá algunos intervalos nubosos al principio del día, tendiendo a cielos poco nubosos o despejados. Baleares contará con intervalos nubosos y Canarias, intervalos nubosos en el norte de las islas, con posibilidad de lluvias débiles en las de mayor relieve, y cielo poco nuboso en el sur.

Las temperaturas descenderán este domingo excepto en Baleares y zonas del centro y sur del área mediterránea, donde aumentarán, mientras que apenas cambiarán en Canarias. La caída será notable en áreas del interior del norte y centro de la península, hasta el punto de que más de la mitad de España se alcanzará como mucho los 25ºC, en tanto que en Murcia, Alicante y Murcia se aproximarán a los 35ºC.

En

cuanto a la próxima semana, la última de agosto, la Aemet espera tiempo estable y sin precipitaciones en la mayor parte de España, con temperaturas en ascenso en la mayor parte de la península.

El lunes continuarán las lluvias débiles en Galicia y probablemente en los Pirineos, pero tenderán a cesar a lo largo del día, y destacarán los cielos poco nubosos o despejados en la península y Baleares hasta el viernes, cuando no se descarta un incremento de la inestabilidad en Galicia, el Cantábrico y el cuadrante noreste peninsular, con posibles precipitaciones, más probables en el noroeste de Galicia y el Cantábrico occidental.