La venta de música subió un 21,2% en España en 2014

Los españoles se gastaron en música grabada un total de 149,9 millones de euros a lo largo de 2014, una cifra que supera en un 21,2% los registros del ejercicio anterior -2013 fue el peor ejercicio de la historia con 123 millones-, y que supone el primer repunte del sector en el siglo XXI, tras tocar fondo en 2013 y después de doce años consecutivos de bajadas ininterrumpidas.

Así lo pone de manifiesto el informe económico anual que elabora Promusicae, la patronal de los productores de música, que atribuye esta subida a la coincidencia esta temporada de nuevos álbumes a cargo de artistas populares, como Pablo Alborán, Bisbal, El Barrio y Fito & Fitipaldis, así como al auge del streaming. El mercado discográfico español se coloca así en niveles muy parejos a los de 2011.

Además, Promusicae subraya que la relación de fuerzas entre el mercado físico y el digital tiende cada vez más al equilibrio: los soportes como el CD o el vinilo se llevan el 58 por ciento del mercado, mientras que las descargas o escuchas on line significan el 42 por ciento restante.

"La situación sigue siendo, evidentemente, muy delicada, tras un desplome del mercado de un 80 por ciento en los últimos años", señala el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, que recuerda que los ingresos en 2001 ascendían a 626 millones de euros.

PESE A LA CRISIS Y A LA PIRATERIA

Guisasola precisa que el consumo digital, pese a registrar aún cifras modestas para un país como España, representa un "buen augurio", y añade que la "tímida mejoría" demuestra que "el gran esfuerzo de diversificación y reivindicación del sector comienza a dar sus frutos", incluso en las actuales circunstancias económicas y con "el grave problema de la piratería aún lejos de resolverse".

El informe destaca que el streaming, la escucha sin descarga de música que ofrecen, en modalidades gratuitas o de suscripción, plataformas como Spotify, YouTube, Napster, Vevo, Deezer y XBox Music, le ha supuesto a las discográficas unos ingresos de 47,2 millones, (un 36,3 por ciento más que los 34,6 millones obtenidos en el caso de 2013), sustentado en gran medida en un crecimiento en torno al 30 por ciento en el número de suscriptores.

El auge de este tipo de consumo coincide con el estancamiento de las descargas de canciones o álbumes en iTunes o similares (14,2 millones, un 2 por ciento menos que en el periodo previo), mientras que los productos de móvil, como tonos o canciones de espera en las llamadas (ringback tones), ya solo generan 1,4 millones, con una caída interanual superior al 20 por ciento.

En el apartado de ventas físicas, el formato CD logra frenar su desplome y despacha 11,6 millones de unidades, un 22 por ciento más que en el ejercicio previo (9,5 millones). Al mismo tiempo, se sigue consolidando el regreso del vinilo como el preferido entre grandes melómanos y coleccionistas. Se han vendido 260.000 elepés, cifra que Promusicae considera "discreta" pero que representa un "estirón" del 85,7 por ciento en comparación con los 140.000 del año 2013.