Los vecinos de un barrio de Utrera tapian las casas para evitar okupas

En Sevilla, en concreto en Utrera, hay un barrio con tantas casas vacías que los vecinos han comenzado a tapiar las ventanas y puertas de cada vivienda que se desocupa para evitar que las mafias entren y revendan esos pisos. De momento ya hay 60 viviendas tapiadas.

Los propios vecinos han tapiado puertas y ventanas de las viviendas vacías para evitar que sean okupadas. Con ladrillos, maderas y hormigón han decidido plantar cara en Utrera, Sevilla, a las mafias que revientan las viviendas y que han pasado de desvalijarlas a revenderlas por 300 euros.

El banco, propietario de las viviendas, ha convencido a los vecinos para que le ayude a evitar que lleguen más. Vigilian y si una casa se desocupa proceden a tapiarla. El día a día del barrio era el trasiego de okupas. Los pisos se iban quedando vacios y a su vez se volvían a ocupar de forma ilegal pero llego a un punto que vecinos de toda la vida ya no aguantaban más.Isabel es una de esas vecinas, y afirma que estaba harta de como dejaban las casas los okupas, totalmente destrozadas.

Y por eso la gran mayoría del barrio de la Paz de Utrera le pidió ayuda al Ayuntamiento y al Banco dueño de las casas, y decidieron tapiarlos.Los albañiles son dos vecinos del propio barrio contratados. Reconocen que hay casas ocupadas desde hace años, por falta de ingresos y que conviven con normalidad. Algunos de estos okupas afirman que ellos nunca han tenido problemas y que incluso han ayudado a evitar más ocupaciones. El de La Paz es Un barrio con dificultades que intenta salir adelante con la ayuda de todos. De momento son ya 60 viviendas tapiadas.