Cinco trasladados por contusiones tras el cuarto encierro, sin heridos por asta

Cuarto encierro de sanfermines
Cuarto encierro de sanfermines |Telemadrid

Cinco corredores, entre ellos un madrileño, han sido trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra por diversos traumatismos tras el cuarto encierro de los Sanfermines, protagonizado por toros de Fuente Ymbro, que no han dejado heridos por asta. Los cinco corredores presentan pronóstico leve.

En concreto, tres de los trasladados han sufrido luxación en el hombro. Se trata de L.E.E., vecino de Beriain, de 51 años, trasladado desde Estafeta; F.S.G., vecino de Madrid, de 26 años, procedente del tramo de Telefónica; y S.F., natural de Schuandorf (Alemania), de 38 años, trasladado también desde Telefónica.

El cuarto trasladado es un corredor de Miami (Estados Unidos), D.M., de 50 años, que ha sufrido fractura de clavícula también en el tramo de Telefónica. Por último, un joven pamplonés de 20 años, I.P.E., ha sufrido un traumatismo en la rodilla derecha y una contusión lumbar en la zona de Espoz y Mina.

EL MÁS RÁPIDO

La ganadería gaditana de Fuente Ymbro ha protagonizado el cuarto encierro de los sanfermines, el más rápido de este año y limpio de cornadas, en el que la caída de un toro en la Estafeta se ha quedado en un susto sin mayores consecuencias.

La manada ha corrido agrupada y bien guiada por los mansos, que han imprimido un fuerte ritmo para llegar a la plaza en dos minutos y 15 segundos, rodeados de una multitud de mozos que han acompañado su carrera, algunos de ellos tocando el lomo de los animales, pese a estar prohibido.

Puntuales tras el tañido que marcaba las 8:00 horas, los toros han salido de los corrales de Santo Domingo encabezados por un manso que a los pocos metros se ha despistado apartándose hacia su izquierda, lo que ha dejado a dos de los toros a la cabeza del grupo unos segundos, ya que el cabestro ha retomado rápidamente su posición.

A gran velocidad y compactos, los bureles gaditanos han superado la Cuesta de Santo Domingo y han atravesado la plaza del Ayuntamiento, rodeados de mozos que han sufrido caídas al no poder aguantarles el ritmo.

En esta misma disposición han cruzado Mercaderes y han salvado la curva de entrada a la Estafeta sin llegar siquiera a tocar la pared de su izquierda, por lo que no se ha frenado la gran velocidad que llevaba la torada.

A mitad de esta calle, dos corredores han caído al suelo y la manada les ha pasado por encima sin prestarles atención, pero el toro de nombre "Hechizo" ha caído y ha arrollado con él a un grupo de mozos, aunque no ha hecho por ellos, si bien esto ha provocado que el bravo quedara descolgado unos metros de la manada e hiciera en solitario este tramo.

El paso por Telefónica y la entrada a la plaza ha registrado también diversas caídas por el abundante número de corredores que participaba hoy en la carrera, en la que de nuevo el toro descolgado ha cogido la estela de sus hermanos y ha llegado a cerrar el grupo sin apenas distancia con ellos.

Con la misma limpieza que durante el recorrido, la manada ha atravesado la plaza de toros buscando la entrada de chiqueros, sin que los dobladores hayan tenido apenas que intervenir