Un total de 1.200 personas han fallecido en las carreteras en 2017, 39 más que en 2016

Un total de 1.200 personas han fallecido en 1.067 accidentes en las carreteras españolas durante 2017. Se trata de 39 muertos más y 28 accidentes más que en 2016, lo que supone un incremento en ambos casos del 3%, según ha desvelado el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, que ha presentado el balance de siniestralidad en las carreteras españolas. Este cómputo sólo tiene en cuenta los fallecidos en vías interurbanas y los datos están contabilizados a 24 horas.

Supone la peor cifra de víctimas mortales desde 2013, año en que se registraron 1.134 fallecidos, un 6 por ciento menos que en 2017. Serrano ha atribuido este ascenso en el ejercicio 2017 al "incremento importante" en el parque de vehículos y en los desplazamientos. Según ha señalado, se han registrado menos fallecidos en autopistas y más en carreteras convencionales (67 por ciento del total).

En todo caso, 2017 se convierte en el segundo año consecutivo en que se incrementa el número de víctimas mortales en las carreteras después de 14 años seguidos de descensos en los fallecidos, si se tiene en cuenta el cómputo a 24 horas. El número de fallecidos en las carreteras ya superó al del total de 2016 el pasado 19 de diciembre.

Desde 2004, la siniestralidad vial ha ido disminuyendo año tras año, hasta que esta tendencia se rompió en 2016, con 30 fallecidos más que en 2015. Además, desde hace dos décadas no se producían dos años consecutivos de aumento en las víctimas mortales.

Entre los fallecidos, se han incrementado el número de ciclistas, con 44 muertos frente a los 33 de 2016; motoristas, con 240 frente a los 214 de 2016, así como los registrados en furgonetas y turismos. Sin embargo, han descendido, los peatones, con 91 frente a 120 en 2016. También han bajado los heridos hospitalizados, un total de 4.887, 336 menos que en 2016 (un 6 por ciento menos).

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho poco antes de conocerse el balance, que la seguridad de la circulación debe siempre "una gran prioridad", durante la inauguración en Galicia de la ampliación de la capacidad de la AP-9.

EN 2018 HABRÁ MÁS RADARES, UN NUEVO EXAMEN DEL CARNÉ Y UN PLAN CONTRA LOS REINCIDENTES

Más radares en vías convencionales, incluidos los de tramo; publicación trimestral de la recaudación por sanciones de velocidad, un nuevo examen para obtener el carné y la retirada del permiso a los conductores reincidentes en alcohol y drogas, son algunas medidas que Tráfico pondrá en marcha en 2018.

Medidas que el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha presentado en la rueda de prensa de balance de la siniestralidad vial de 2017 y en la que ha enumerado las medidas que se llevarán a cabo después de que 52 grupos de trabajo hayan debatido durante el pasado año sobre los diferentes aspectos de la seguridad vial.

Una nueva Ley de Tráfico, cuyo borrador la DGT enviará al Ministerio del Interior en febrero; la adquisición de drones para controlar velocidad y distracciones y un plan para incentivar la renovación del parque de vehículos son otras de las medidas anunciadas por Serrano.