El temporal de nieve en España sigue causando problemas al transporte

La ola de frío que castiga España con abundantes nevadas ha vuelto a provocar problemas de transporte tanto por carretera como ferroviarios y ha obligado a intervenir a la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Efectivos de la UME, la Guardia Civil y Protección Civil han rescatado esta madrugada a unas 130 personas que habían quedado atrapadas en el interior de sus vehículos en la A-67 en el tramo entre Pozazal y Mataporquera, cerca del límite con Palencia (Castilla y León), según confirmó la Delegación del Gobierno en Cantabria.

La A-67 (Palencia-Santander) y la N-611 (que transcurre paralela a la autovía) continúan cortadas en ambos sentidos en varios kilómetros y de momento no hay una previsión clara de cuándo podría reabrirse, mientras permanece activado el nivel de gravedad 1 del Plan Territorial de Protección Civil.

Aún así, este mediodía la Dirección General de Tráfico ha anunciado que ha conseguido abrir la circulación hasta el kilómetro 103, donde se mantienen las restricciones, y continúa cortado el puerto de Pozazal.

El temporal mantiene cerrados 25 tramos viarios en Castilla y León, la mayoría en la red autonómica y local de Palencia, León, Burgos y Zamora, junto con la obligación de usar cadenas en cerca de 70 tramos más.

Estos problemas de circulación han vuelto a dar el "día libre" a numerosos alumnos: 1.781 menores castellanoleoneses no han podido llegar hoy a sus respectivos centros debido a la supresión de las rutas escolares.

En Castilla-La Mancha, la situación ha afectado a otros 584 escolares de las provincias de Cuenca, Guadalajara y Albacete, y en Aragón son 230 los que no han podido ir a clase en las tres provincias.

También en el País Vasco las complicaciones circulatorias forzaban el cierre de 14 colegios en las provincias de Álava y Vizcaya mientras, ésta última, recupera la normalidad en el suministro eléctrico, cuya suspensión dejó sin luz a unos 5.000 vecinos, si bien esta mañana faltaba todavía por reponer el servicio a 200 familias.

La red principal de carreteras vascas permanece abierta y permite la circulación de camiones, también en dirección a Francia, lo que no ocurre en Cataluña, donde los vehículos pesados de más de 7,5 toneladas en la AP-7 están siendo desviados en La Junquera para estacionar.

En este caso, la alerta llega de Francia, donde el temporal de viento ha impuesto restricciones a la circulación al otro lado de la frontera, según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT).

La velocidad del viento ha llegado a alcanzar los 162 kilómetros/hora en Portbou y ha obligado además a suspender el tráfico ferroviario entre esta localidad y Figueras y entre Figueras y Cerbere (Francia).

Además de intensificar el frío, el viento causa desperfectos y puede ser peligroso incluso para la circulación a pie, por lo que el Ayuntamiento de Zaragoza ha activado su plan municipal de Protección Civil que restringe el acceso a zonas arboladas ante los vientos de 100 kilómetros/hora, que "acarician" la capital aragonesa.

El transporte ferroviario también ha resultado afectado en varios puntos de la mitad norte peninsular: por ejemplo, en Barcelona está suspendida la circulación ferroviaria entre Ripoll y Puigcerdá mientras el tramo Vilassar de Mar-Mataró registra retrasos.

Las líneas Bilbao-León y León-Oviedo tienen tramos suspendidos por la acumulación de nieve, igual que entre las estaciones de Jaca y Canfranc o entre La Robla y La Vecilla.

Este mediodía Renfe ha anunciado el restablecimiento del Plan Alternativo de Transporte por carretera para los trenes entre Asturias y León, ya que la línea ferroviaria está cortada desde ayer a las 06.15 horas.

El temporal mantiene hoy en alerta roja a Gerona (principalmente por el viento con rachas de hasta 110 kilómetros por hora) y Menorca (por olas de 7 a 8 metros en aguas costeras) mientras otras 17 provincias están en alerta naranja, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).