Seis de cada cien siniestros de automóvil declarados en España son falsos

Seis de cada cien siniestros de automóvil declarados en España son falsos. Son los datos de una aseguradora, que ha detectado al menos 400 bandas en España especializadas en ese tipo de fraudes. Alegan, en algunos casos, incapacidades que luego se demuestran que no existen. El fraude al seguro del automóvil se triplica desde 2009 y cuesta 833 millones anuales a aseguradoras.

Según se desprende del cuarto barómetro del Fraude en el Seguro de Autos de Línea Directa, el fraude al seguro del automóvil se ha multiplicado por 3,5 desde 2009 y cuesta a las aseguradoras 833 millones de euros anuales, lo que representa un 9,89% de las prestaciones pagadas por las compañías.

Estos datos suponen que el 6,3% de los accidentes que declaran los automovilistas españoles a sus seguros son falsos, frente al 1,8% que se registró en 2009. Entre 2015 y 2016, Línea Directa ha detectado 60.000 casos engañosos.

Por su parte, el importe medio de las estafas se mantiene en 1.286 euros, en comparación con los 1.284 euros de los años 2013-2014, aunque existen variaciones según la tipología del siniestro.

"Este tema socialmente interesa, que se sepa que pagan justos por pecadores. Todos pagamos más por nuestro seguro de auto por los que defraudan y no se detectan", ha asegurado el director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, Francisco Valencia, tras afirmar que cerca de 30 euros de la prima del seguro es por este motivo.

PERFIL DEL DEFRAUDADOR

En cuanto al perfil del defraudador, los hombres jóvenes de entre 18 y 24 años desempleados o con un trabajo precario son los más recurrentes. Además, el 14% del total de estafadores reconoce haber tratado de obtener más de 5.000 euros.

Por regiones, Murcia, Almería y Jaén son las provincias donde la frecuencia es mayor, frente a Soria, Teruel y Pontevedra, que son los lugares donde el fraude es menor. Además, el 2,9% de los encuestados en España reconoce haber cometido fraude a la compañía del coche, frente al 3,5% de los encuestados en Francia, el 4% de los italianos y el 4,3% de los británicos.

En cuanto a la tipología del fraude, incluir daños ajenos al siniestro sigue siendo la estafa más habitual en los fraudes materiales, con un 80,5% de los casos. Le siguen los montajes, con un 12%, el falso hurto, con un 2,2%, y los fraudes por presupuestos inflados, con un 1,9%.

En cuanto a las lesiones, el 99% son simulaciones o falsos agravamientos de un daño real, mientras que en el 1% de los casos se trata de cobrar por lesiones sufridas antes del siniestro.

REDES ORGANIZADAS

En cuanto a los fraudes realizados por bandas organizadas, en los últimos cinco años se han incrementado un 152% las mafias que estafan a los seguros de autos, y se han detectado 400 casos en toda España.

"Aunque sea muy reprobable el que un conductor trate de engañar a su aseguradora, el problema que más preocupa a los equipos antifraude de las compañías es, sin duda, el de las mafias organizadas; bandas profesionales que se dedican a defraudar de forma sistemática y que, habitualmente, están vinculadas a otro tipo de delitos aún más graves", ha asegurado Valencia.

El coste medio por acción de estas bandas fue de 12.184 euros, casi diez veces más que el coste medio del fraude particular y el 90% se enfoca a daños corporales. Además, tal como asegura la compañía, no solo simulan siniestros ellos mismos, sino que los provocan implicando a gente inocente.