El salto a la valla de Ceuta acaba con 103 inmigrantes heridos, ninguno grave

El salto masivo al vallado fronterizo de Ceuta que se ha registrado a primeras horas de la mañana de este viernes se ha saldado con 103 inmigrantes subsaharianos heridos, aunque ninguno de ellos de gravedad.

Según un portavoz de la Cruz Roja Española en Ceuta, los servicios sanitarios han prestado la atención a los inmigrantes tanto en las inmediaciones del perímetro fronterizo como en el propio Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Los servicios sanitarios han atendido a 103 inmigrantes que presentaban diversas heridas como cortes o contusiones producidos en el salto. La Cruz Roja ha destacado que sólo 25 han sido trasladados al servicio de urgencias del Hospital Universitario al tener heridas que precisaban de suturas.

Los voluntarios de la institución humanitaria han desplegado un operativo especial para prestar la atención médica a estas personas, a las que también se les ha repartido mantas y ropa.

La Ciudad Autónoma de Ceuta ha sufrido a primeras horas de la mañana de este viernes uno de los saltos masivos más multitudinarios del vallado fronterizo al estimar la Guardia Civil que han entrado cientos de inmigrantes subsaharianos por el perímetro. El número de inmigrantes de origen subsahariano que han accedido a Ceuta este viernes a través de la valla se podría elevar a más de 400.

Según han informado fuentes del instituto armado, el salto se ha producido alrededor de las 06,00 horas de la mañana de este viernes por las inmediaciones de la Finca de Berrocal y ha estado protagonizado por cientos de inmigrantes que se han lanzado corriendo sobre la doble valla fronteriza, situada a seis metros de altura.

El lugar por donde han entrado los inmigrantes es el mismo sitio que el pasado día 31 de octubre utilizaron otros compatriotas para entrar ilegalmente en Ceuta. En aquella ocasión fueron unos 400 inmigrantes los que trataron de acceder a la ciudad y de ellos 232 consiguieron entrar, produciéndose hasta 32 heridos, principalmente por contusiones y cortes con el vallado.