¿Qué quieren ser los niños de mayores?, pues depende de si son chicas o chicos

Si preguntas a los pequeños de la casa qué quieren ser de mayores, descubrirás que los niños sueñan con convertirse en bomberos, futbolistas o policías. Mientras que las niñas, se ven el día de mañana como profesoras, bibliotecarias, bailarinas... ¿Es posible que tan pequeños ya tengan interiorizado esos estereotipos de género? Pues la respuesta es sí.

Basta con ponerles en el pápel contrario y preguntar qué profesión elegirían si fueran chicos o chicas, según corresponda. El 'experimento' lo ha llevado a la práctica la Liga Española de la Educación y la Cultura Popular realizando un vídeo, que pertenece a la campaña Conoce, Educa, Protege y tras el desconcierto inicial de los pequeños, ninguno cae en la cuenta que no deberían querer ser otra cosa de mayores por el hecho de cambiar de sexo. Así que, la pequeña quería ser maestra pasa a soñar con ser astronauta si hubiera nacido niño o el futbolista se convertiría en bailarina. Y es que, algunos de los entrevistados deciden cambiar su respuesta porque "a las chicas les gustan otras cosas" o como dice uno de los chicos, "es que las chicas no son iguales".

Sin duda, una campaña que sensibiliza sobre los estereotipos de género que se crean en la infancia y que está también pensada para ayudar al profesorado a educar en igualdad. La campaña, recuerda al finalizar el vídeo que esos estereotipos que se van forjando en los primeros años tienden a consolidarse en la adolescendia. Por eso, es tan importante ponerles freno cuanto antes.

"La herramienta clave para combatir la violencia machista es la prevención, y en ese ámbito la educación juega un papel esencial", afirma Victorino Mayoral, presidente de la Liga de la Educación y la Cultura Popular. Esta educación, insiste, “no puede incluirse solo puntualmente, en ciertas actividades u horarios en la escuela, sino que debe impregnar todas las áreas de la acción educativa.”

EL ESTEREORIPO DE GÉNERO, MUY PRESENTE EN LA INFANCIA

La pregunta clave del vídeo está inspirada en un estudio de 2012 publicado por la Federación de Mujeres Progresistas y la Asociación para la Defensa de la Mujer "La Rueda", titulado Goleando sin balón, virtualmente muñecas, en el cual, tras entrevistar a 150 niños y niñas de diversas edades, descubrieron que el 50% de ellos cambiaba de profesión si se imaginaba cambiando de sexo.