Cada año se producen en España 52.000 nuevas muertes asociadas al tabaco

Las mujeres tienen menos dependencia física de la nicotina que los hombres pero fracasan más a la hora de intentar dejar el tabaco con las terapias de apoyo, según señala la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). En concreto, el 63,4 % de los hombres consigue dejar de fumar gracias a las terapias sustitutivas del tabaco frente al 59,4 % de las mujeres, datos que se extraen a partir de una serie de 6.354 personas que acudieron a la Unidad Especializada en Tabaquismo de la Comunidad de Madrid, que cita la SEPAR en un comunicado.

El grado de dependencia del tabaco de los pacientes se ha evaluado con el test de Fagerström, una prueba para medir el nivel de adicción de los fumadores, que ha constatado que las mujeres tienen un menor grado de dependencia a la nicotina.

El estudio también indica que la motivación para fumar es distinta en hombres que en mujeres: ellas fuman más por una recompensa positiva (52,29 %) que por una negativa (51,56 %), en tanto que los hombres lo hacen más por una negativa (48,44) que por una positiva (47,71 %).

Tal y como explica el presidente electo de la SEPAR, Carlos A. Jiménez Ruiz, el estudio subraya, asimismo, que las fumadoras se plantean con más frecuencia dejar el tabaco y a edades más tempranas.

La SEPAR recuerda algunos datos sobre la prevalencia del tabaco en España, que alcanza el 34,2 % en los hombres y el 27,3 % en las mujeres y en la mayor parte de las franjas de edad fuman más ellos que ellas, salvo en la de las más jóvenes.

De hecho, de los 14 a los 18 años, las chicas fuman más que los chicos, con una prevalencia del 9,1 % frente al 8,7 % y al llegar la mayoría de edad, fuma el 20,2 % de las mujeres y el 18,1 % de los hombres. La edad de inicio es similar: 14,6 años entre los chicos y 14,5 entre las chicas.

CASI EL 12% DE LA MORTALIDAD POR CARDIOPATÍAS SE RELACIONA CON LA EXPOSICIÓN AL HUMO DEL TABACO AJENO

La exposición al humo del tabaco ajeno contribuye en casi el 12 por ciento de las muertes por cardiopatías, además de ser la segunda causa de enfermedad cardiovascular en el mundo, tras la hipertensión arterial, tal y como ha recordado la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid) en el marco del Día Mundial Sin Tabaco. Concretamente, el tabaco es un factor de riesgo importante de cardiopatía coronaria, de accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica, además de estar relacionada directamente con la aparición de, al menos, 29 enfermedades.

"Causa aproximadamente 1.000 muertes semanales en España y es la primera causa de muerte evitable en nuestro país", ha indicado la coordinadora del Grupo de Trabajo de Tabaco de Neumomadrid, la enfermera Paz Vaquero. Por lo tanto, "realizar estrategias para evitar el inicio al hábito y reducir su consumo son aspectos claves para acometer esta alarmante situación", ha añadido.

La edad de inicio del hábito tabáquico se sitúa en España en los 13,9 años, frente a los 13,3 años de 2010, cifras que aunque parezcan mostrar que el consumo desciende "aún fuma casi un tercio de la población, siendo el grupo con más prevalencia el comprendido entre los 25 y los 44 años", ha explicado la neumóloga del Hospital Universitario Infanta Sofía, la doctora Marisi Verdugo. Además, "aún fuman más hombres que mujeres".

Por otra parte, el tabaquismo comporta un gasto de 8.000 millones de euros al año al Sistema Nacional de Salud. Un fumador tiene un gasto anual de 850 euros, frente a los 400 de un no fumador. Es decir, los fumadores consumen aproximadamente el doble de recursos sanitarios que los que no lo son.

"Si consiguiéramos que ningún fumador empezara con este hábito y que todos dejaran de serlo, se produciría un importante ahorro en gasto sanitario, reduciéndose las tasas de mortalidad, así como el número de ingresos hospitalarios", ha apostillado la doctora Verdugo. Son todos los profesionales sanitarios y "no sólo los neumólogos", ha dicho Verdugo, los que están "obligados a identificar y ofrecer ayuda a todos los fumadores para ayudarles a dejar de serlo", ya sea con informacion verbal o tratamientos farmacológicos.

LA OMS TAMBIEN DEFIENDE LA SALUD CARDIOVASCULAR

Precisamente en esta edición del Día Mundial Sin Tabaco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elegido centrarse en el aspecto del riesgo cardiovascular del hábito tabáquico con una campaña con el lema 'El tabaco rompe corazones. Elija salud, no tabaco', que busca dar a conocer los riesgos cardiovasculares de fumar y hacer un llamamiento a los gobiernos para que apliquen medidas firmes contra el tabaco.

Ha lanzado una serie de iniciativas y oportunidades para reducir el tabaquismo y mejorar la atención de las enfermedades cardiovasculares. Sus objetivos son mostrar la relación entre el consumo de tabaco y las enfermedades cardiovasculares y aumentar la concienciación de la población en este sentido.

Contempla, también, proporcionar a población y gobiernos la posibilidad de comprometerse a promover la salud cardiaca protegiendo a las personas del consumo de tabaco y animar a los países, mediante el Convenio Marco para el Control del Tabaco de 2003, a reforzar la aplicación de las medidas de lucha contra el tabaco.