El príncipe de Asturias entrega la insignia de los ocho premios a todos los galardonados

El príncipe de Asturias entrega la insignia de los ocho premios a todos los galardonados

Don Felipe, acompañado de doña Letizia, ha entregado este viernes a los distinguidos en las ocho categorías de los Premios Príncipe de Asturias 2011 las insignias acreditativas de estos galardones en una breve ceremonia celebrada en el hotel de la Reconquista de Oviedo, tras la llegada de la reina a la ciudad.

Previamente, los príncipes han saludado a los presidentes de los ocho jurados: Aurelio Menéndez (Ciencias Sociales), Antonio Garrigues Walker (Cooperación Internacional), José Lladó (Artes), Enrique Moreno (Investigación Científica y Técnica), Víctor García de la Concha (Letras), Francisco Álvarez-Cascos (Concordia), Manuel Olivencia (Comunicación y Humanidades) y Arancha Sánchez-Vicario (Deportes). Los primeros en recibir el emblema de manos de don Felipe en el Salón Covadonga del hotel han sido los cinco representantes de los ya mundialmente conocidos como "héroes de Fukushima", galardonados con el Premio de la Concordia.

Con aire marcial y solemne, los militares Shinji Iwakuma y Kenji Kato, los policías Yoshitsugu Ogawa y Masami Watanabe y el bombero Toyohiko Tomioka han recogido la insignia que reconoce el valor y la generosidad sin límites de quienes, con su sacrificio, evitaron que el desastre nuclear provocado por el terremoto y el tsunami que asolaron Japón el pasado marzo desencadenara una tragedia aún mayor. A continuación, el príncipe ha impuesto las insignias del Premio de Investigación Científica y Técnica a los neurólogos Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti, cuyas investigaciones han proporcionado pruebas sólidas para la regeneración de neuronas en cerebros adultos, que abren nuevas vías para combatir el alzhéimer, el parkinson y el autismo.

El psicólogo estadounidense Howard Gardner ha recogido la insignia que le acredita como premiado en la categoría de Ciencias Sociales por sus trabajos para desarrollar la teoría de las inteligencias múltiples, que toma en consideración las potencialidades innatas de cada individuo para mejorar la calidad y la eficacia de los procesos de aprendizaje de niños y adultos. El célebre atleta etíope Haile Gerbrselassie, cuyos triunfos le han mantenido más de dos décadas en la cúspide de la élite deportiva y cuyo compromiso con la paz y el entendimiento le han convertido en un referente ético internacional, también ha acudido, sonriente, a recibir de manos de don Felipe el emblema que le reconoce con el Premio de Deportes.

En nombre de la histórica organización británica The Royal Society, la comunidad científica en activo más antigua del mundo, han recogido la insignia del Premio de Comunicación y Humanidades su presidente, el Premio Nobel de Medicina Sir Paul Nurse, y su directora ejecutiva, Julie Maxton. El director de orquesta italiano Riccardo Muti, que dirigió anoche en Oviedo el concierto de clausura de la Semana de Música, lleva también prendido en la solapa el emblema que le reconoce como premiado, en su caso en la categoría de las Artes, al igual que Bill Drayton, impulsor de la figura de los emprendedores sociales, galardonado con el Premio de Cooperación Internacional.

Con la misma solemnidad y seriedad que los "héroes de Fukushima", el popular poeta y cantautor canadiense Leonard Cohen se ha acercado, sombrero en mano, a saludar al heredero de la Corona y su esposa para recoger la última insignia que ha entregado esta mañana don Felipe, la del Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Antes de hablar por primera vez en privado con los galardonados de 2011, los príncipes han posado con ellos para la foto de familia, con Riccardo Muti a la derecha de don Felipe y Leonard Cohen a la izquierda de doña Letizia, quien ha dedicado al escritor y cantante canadiense su primera conversación, mientras el príncipe hablaba, en tono distendido, con Gerbrselassie.

Todos ellos recogerán esta tarde sus premios en la solemne ceremonia que se celebrará en el Teatro Campoamor de la capital asturiana, que estará presidida por los príncipes y contará con la presencia de la reina.

Doña Sofía, que también ha posado con los premiados junto a los príncipes, ha llegado al hotel de la Reconquista minutos antes de que comenzase la audiencia y, como todos los años, ha sido acogida con cariño por los ovetenses que siguen el desarrollo de la jornada de los Premios en las calles de su ciudad, convertida estos días en sede de un prestigioso acontecimiento con relevancia mundial.