La plantilla de Eulen en El Prat estudia convocar una nueva huelga tras las "sanciones y despidos

La plantilla de Eulen en los filtros de seguridad en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat celebrará a finales de esta semana una asamblea para decidir si convocar una nueva huelga para protestar contra algunas "sanciones y despidos" producidos por la dirección de la compañía.

Así lo ha asegurado el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, en declaraciones a Europa Press, que ha lamentado la actitud de la compañía y que sostenido que se llevarán a cabo todo tipo de protestas para mejorar las condiciones de los trabajadores.

Giménez ha explicado que la empresa ha despedido a un trabajador y que ha sancionado a otro empleado por no cumplir, supuestamente, con los servicios mínimos establecidos durante los días de huelga.

La plantilla, que desconvocó la huelga indefinida tras los atentados de Barcelona, actualmente se encuentra a la espera de conocer el laudo de obligatorio cumplimiento que debe redactar el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, aunque el comité de huelga ya haya anunciado que lo recurrirá a los tribunales tras tildarlo de "ilegal".

El asesor del comité de huelga no ha concretado cuándo podría arrancar esta nueva huelga en el caso que la plantilla apoyara esta propuesta, aunque ha dicho que se hará "lo antes posible".

ENCUENTRO CON MARCOS PEÑA

Por otra parte, el comité de huelga se reunirá este miércoles con Marcos Peña, árbitro designado por el Gobierno en el conflicto en El Prat, para trasladarle sus reclamaciones y "que tenga conocimiento de la situación laboral de los trabajadores".

Según Giménez, los trabajadores le explicarán la pérdida de poder adquisitivo, de derechos laborales y el empeoramiento de sus empleos para que lo tenga en cuenta en el momento de redactar el laudo.

El Gobierno recurrió al arbitraje obligatorio tras el fracaso de las negociaciones entre la empresa y los trabajadores y de la mediación de la Generalitat.

Tal y como recoge el Real Decreto-ley 17/1977, de 4 de marzo, se recurre a esta figura cuando concurren las siguientes circunstancias: duración prolongada de la huelga o que se deriven graves consecuencias de la misma; que las partes mantengan posiciones irreconciliables; y perjuicio grave para la economía nacional.