Las pinturas rupestres de Altamira podrían ser obra de los neandertales

Las pinturas rupestres de Altamira podrían haber sido realizadas por neandertales y no por nuestros antepasados directos. Una nueva datación de 50 pinturas de esta y otras cuevas del norte de España, ha revelado que ese tipo de arte podría ser por lo menos 10.000 años más antiguo de lo que se creía .

Se acaba de conocer un importante estudio llevado a cabo por investigadores, españoles, portugueses y británicos en 50 pinturas ruprestres de once cuevas del norte de España , entre ellas las de Altamira, El Castillo y Tito Bustillo declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La nueva datacion se ha hecho con una complicada técnica , basada en el uranio , muy útil para analizar pinturas que están elaboradas solo a base de pigmentos minerales .

Las nuevas pruebas han revelado que estas pinturas son por lo menos 10.000 años más antiguas de lo que se creían y proceden, por tanto, de una época en la que los primeros Homo sapiens aún no habían llegado, o estaban llegando, a Europa.

Así, por ejemplo, los investigadores han determinado que algunos de los símbolos de la famosa cámara policromada de Altamira tienen por lo menos 35.600 años de antiguedad, 10.000 años más de lo que se pensaba. Altamira, además, fue periódicamente ocupada y nuevamente pintada en un número indeterminado de ocasiones a lo largo de un periodo que abarca por lo menos 20.000 años.

Ahora se abre una gran incognita con al menos tres posibildades diferentes a la hora de explicar el origen de las pinturas rupestres. Que los humanos modernos trajeran consigo la pintura como parte de su cultura, que la desarrollaran de forma muy ràpida o que las pinturas ya estaban allí y los artistas no fueron ellos, sino los neandertales.

Hasta ahora , la capacidad de los humanos primitivos para crear arte se consideraba como un hito de la máxima importancia para la evolución de la cognición y la conducta simbólica.