El picotazo de la avispa asiática solo es mortal en alérgicos y enfermos

Alerta en Galicia por la avispa asiática. En los últimos 10 días han muerto ya 3 personas por sus picaduras. Se trata de una especie que proviene de Asia y que es letal para quienes tienen alergia a estos insectos.

La avispa asiática (Vespa velutina), responsable según los expertos del 90 por ciento de los picotazos por insectos que se producen en las áreas donde habita, puede producir la muerte a personas alérgicas o, en caso de ataque masivo, a aquellas que no lo son y cuya salud es precaria. Si una de estas avispas ataca a una persona intolerante a su veneno, en pocas horas le puede sobrevenir la muerte.

Tres personas han fallecido en Galicia en menos de diez días a causa de su picotazos. Un hombre de 65 años falleció en San Cristovo de Cea (Ourense) por la picadura de una avispa, insecto al que era alérgico. El pasado día 14 falleció en Viveiro (Lugo) un hombre tras recibir la picadura de una avispa autóctona y unos días después falleció en O Porriño (Pontevedra) otra persona tras la picadura de una avispa, en este caso, velutina. Ambos, al igual que el fallecido hoy, eran alérgicos a este insecto.

Marcos Negrete, expresidente de la Asociación Española de Apicultores (AEA), ha explicado a Efe que "no es que sean más agresivas, sino que los nidos son más pequeños y están más escondidos", ha asegurado este experto.

Esta especie exótica invasora se comporta "de igual manera" que el resto de avispas autóctonas, pero "preocupa que no tenga depredadores ni competencia con otras especies, lo que ha favorecido su adaptación", ha explicado el científico. "Tiene preferencia por el clima atlántico, húmedo y templado, sin condiciones invernales muy rigurosas", ha añadido, y por eso tiene mayor incidencia en Galicia, Cantabria, País Vasco y Cataluña y se ha detectado en Navarra, La Rioja, Castilla y León, norte de Extremadura y Baleares.

La primera hora transcurrida tras la picadura de una avispa -ya sea de la especie invasora asiática o autóctona- es determinante, ya que el 80 por ciento de las personas alérgicas mueren en ese periodo si no son atendidas. "Cuanto antes se muestren los síntomas de la reacción alérgica, más rápido puede ocurrir el proceso de la muerte", ha explicado en declaraciones a Efe el alergólogo del Hospital Santa María de Lérida Luis Marqués, quien ha subrayado que "no existen remedios caseros" para frenar la reacción a la picadura de avispa.

Sin embargo, en España se calcula que sólo mueren entre 4 y 10 personas al año por picadura de avispa o abeja, lo que indica que muchos alérgicos, aunque se hinchen o muestren sensación de asfixia, "son capaces de frenar la reacción pasadas dos o tres horas", ha matizado.

La picadura de la especie invasora Vespa velutina o avispa asiática "tiene los mismos efectos en el ser humano que los de otras especies autóctonas", sobre todo la Vespa crabro, de mayor tamaño y predominante en el valle del Jerte, Cáceres y Andalucía. "La única diferencia es que la avispa asiática inyecta más cantidad de veneno, lo que puede ocasionar más dolor e hinchazón", ha explicado el experto, quien ha subrayado que la reacción alérgica depende del sistema inmunológico de cada individuo y no del tipo de avispa.

Marqués ha atribuido los recientes fallecimientos a que "ahora estos insectos están más activos, ya que con el calor del verano, los nidos han crecido", y a que "pasamos más horas en el. Por ello, ha recomendado no acercarse a ningún nido de avispas, pero en caso de picadura, apartarse rápidamente, pues estos insectos liberan unas feromonas de alarma que advierten a sus congéneres para atacar, aplicar hielo en la zona y acudir a urgencias si aparecen síntomas más allá del dolor o picor local.