Más de 240.000 personas mayores de 18 años sufren soledad no deseada

La soledad no deseada, sufrida por más de 240 mil personas mayores de 18 años, se ha convertido en la gran epidemia de salud pública de nuestros días.

Desde el ayuntamiento de Madrid se le va a intentar poner a freno a un problema que padecen personas de todas las edades pero que ataca en mayor medida a personas mayores. Este programa pionero para frenarlo se probará en Almenara y Trafalgar, donde lo presentarán mañana. Entre ambos barrios se beneficiaran cerca de 4.000 personas, que suponen el 9,3 por ciento de los vecinos mayores de 18 años que han afirmado sentirse solos.

Esto lo podemos ver reflejado en los casos de Tomasa y Jesús. Tomasa tiene 95 años y por problemas de artrosis se ve atada al sofá cuidando de su hijo de 57, que padece una discapacidad. Por su parte, Jesús, de 88, asegura que "habia caido muy profundamente en un abismo de soledad" y que para él este programa "ha sido más que una salvacion".

Mónica Díaz, coordinadora del proyecto, afirma que "la idea es implicar a todas las instituciones del barrio, desde el centro de salud hasta el kioskero y los vecinos". El objetivo del programa es paliar esta situación y que las personas que la sufren "que puedan sentir que lo que a él le pasa le preocupa a su vecino y que la solución de sus problemas se puede hacer de manera conjunta, porque son problemas que nos afectan a todos".