200 personas siguen buscando a Gabriel una semana después de su desaparición

Más de 200 personas, entre fuerzas de Seguridad del Estado, especialistas de servicios de emergencia, voluntarios, vecinos y familiares han reanudado esta mañana la búsqueda de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido hace hoy una semana en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería).

Los servicios de emergencia han comenzado a las 08.00 horas las labores de búsqueda y rastreo con la formación de los nueve primeros grupos que buscan por caminos, veredas y puntos singulares, como cortijos abandonados, balsas e invernaderos.

Hoy van a trabajar sobre el terreno 126 profesionales y 86 voluntarios, repartidos en once zonas de búsqueda distintas en un radio de 12 kilómetros desde el punto donde se vio por última vez al menor.

Entre las zonas que este martes vuelven a ser revisadas son el barranco del Aguila y el ámbito de la depuradora de Las Negras, cuyas balsas fueron ya exploradas por los buzos, y en cuyos alrededores el padre del menor, Angel Cruz, y su pareja encontraron una camiseta blanca infantil que contenía restos de ADN del niño y que aún es objeto de estudio por parte de Criminalística.

Esta mañana se han unido a la búsqueda de Gabriel trece efectivos del servicio municipal de Emergencias y Protección Civil de Lorca (Murcia) equipados con material específico de rescate para hacer trabajos verticales y con gafas de visión nocturna y que ha trabajado en los terremotos de 2011 y las riadas de 2012.

En el dispositivo de búsqueda participan Emergencias Andalucía 112, el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) y Protección Civil, Guardia Civil (con los equipos del GEAS de actividades subacuáticas, unidad canina y equipos ecuestres), Policía Local, agrupaciones de Protección Civil de Níjar y Albox; y bomberos de Almería, del Poniente, y Granada.

Asimismo, forman parte del despliegue la Cruz Roja, el Infoca, el Ayuntamiento de Nijar y voluntarios particulares.

En la biblioteca de Las Negras está instalado el puesto de mando avanzado para organizar los grupos, repartir las zonas de rastreo, coordinar las actuaciones entre los operativos y atender a las personas voluntarias que participan en el operativo.