37.000 personas mueren cada año en España por enfermedades relacionadas con el alcohol

Copa de vino
Copa de vino

37.000 personas mueren cada año en España por enfermedades relacionadas con el alcohol, cáncer y pancreatitis entre otras. Es el resultado de un ambicioso estudio realizado en toda Europa por la prestigiosa revista THE LANCET. Este estudio sostiene que ni siquiera el consumo moderado es saludable.Un estudio publicado este jueves en la revista médica internacional 'The Lancet', que recoge la mayor base de evidencia científica hasta la fecha, ha concluido que no hay un nivel seguro de consumo de alcohol. De hecho, ha demostrado que casi 3 millones de muertes en todo el mundo durante el año 2016 se atribuyeron al consumo de esta droga, incluido el 12 por ciento de las muertes en hombres de entre 15 y 49 años.

"Los riesgos para la salud asociados con el alcohol son muy grandes. Nuestros hallazgos son consistentes con otras investigaciones recientes, que encontraron correlaciones claras y convincentes entre beber y la muerte prematura, el cáncer y los problemas cardiovasculares.

El consumo de cero alcohol minimiza el riesgo general de pérdida de salud", apunta la autora principal del estudio, Emmanuela Gakidou, del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (Estados Unidos).

La investigación no distingue entre cerveza, vino y otras bebidas alcohólicas debido a la falta de evidencia al estimar la carga de la enfermedad. Sin embargo, los investigadores utilizaron datos sobre todas las muertes relacionadas con el alcohol en general y los resultados de salud relacionados para determinar sus conclusiones.

Los patrones de consumo de alcohol varían ampliamente según el país y el sexo, el consumo promedio por bebedor y la carga atribuible a la enfermedad. A nivel mundial, más de 2 mil millones de personas eran bebedores en 2016: el 63 por ciento eran hombres.

El 'consumo promedio' se refiere a una bebida estándar, definida en el estudio como 10 gramos de alcohol puro consumido por una persona diariamente, aproximadamente el equivalente de un vaso de 100 mililitros de vino tinto o una lata de cerveza de 375 ml. Las 'bebidas estándar' son diferentes según el país.