Las monas de pascua confeccionadas "a medida" marcan tendencia este año

Las Monas de Pascua

Las monas hechas "a medida" de los deseos del compradorsson ya una tendencia, en especial las aptas para personas alérgicas, diabéticas o celíacas, ha explicadoel secretario del Gremio de Pastelería de Barcelona, Josep Cardona.

"Hemos notado que cada vez nos piden más monas personalizadas. Mitad fruta, mitad mantequilla, con muñeco y huevo, para alérgicos a la lactosa o a los frutos secos, para diabéticos o celíacos", ha destacado este pastelero de Corbera de Llobregat (Barcelona) que recomienda "vigilar mucho e ir a un pastelero de confianza" para evitar problemas de salud.

Otra tendencias que detectan es que el pastel tradicional de Pascua va "menguando de tamaño" año tras año, según Cardona por la situación económica y sobretodo, porque las familias no son tan numerosas y se han ido dispersando.

Eso conlleva un descenso de la facturación, a pesar de que el Gremio de Pastelería de Barcelona prevé un aumento del 2% de las ventas de monas de Pascua respecto al año pasado, unas 670.000 en toda Cataluña.

"Es evidente que bajará la facturación. El presupuesto del padrino no es el de cinco años atrás. Todos miramos cómo gastamos el dinero y no los hacemos alegremente. No nos queda mas remedio" ha considerado el pastelero.

Corbera ha explicado también que la venta de las monas más tradicionales, las que llevan una base de 'pa de pessic' (bizcocho con mazapán) se concentran en los días de Pascua porque deben ser frescas.

Las figuras de chocolate y los muñecos no exigen esa "inmediatez" por lo que son muchos los que las adquieren días antes "para irse de vacaciones tranquilos".

Este año, los motivos decorativos más populares son los personajes de las películas "Frozen" y "Aviones" y de las series juveniles "Violetta" y "Monster High", y no faltarán los clásicos como los personajes de Disney, Hello Kitty y motivos relacionados con el fútbol.

Pero en este caso también hay quien opta por la personalización, como es el caso de las monas "micrófono" que ha confeccionado el Gremio de Pasteleros para la conmemoración del 75 aniversario de la Agencia Efe.

Aunque siguen viéndose en los escaparates monas monumentales, hay menos que hace unos años, según Cardona, porque "requieren de mucho tiempo, del que antes los pasteleros disponían pero ahora no, porque los negocios trabajan con márgenes más estrechos".

Eso explica que se vean pocas reproducciones de monumentos, como el castillo y la ermita de Castellterçol de la mona de la pastelería Miró de esta población barcelonesa.

La opción más rentable es hacer montajes con piezas sueltas que se pueden vender por separado, como el castillo lleno de princesas Disney de la pastelería Triomf de Barcelona, una mona de 70 kilos y 120 por 130 centímetros.

El de los pasteleros es uno de los gremios que apadrina más iniciativas solidarias y desde hace años, la mona, es una de esas "diadas pasteleras" en que regalan pasteles o reparten pedazos para recoger fondos para iniciativas sociales. "Hay más necesitados que antes. Yo todas las que me sobrarán se donde las colocaré" ha explicado.

Josep Cardona ha destacado las monas que elaboran los alumnos de la Escuela de Pastelería del Gremio de Pastelería de Barcelona (EPGB).

Unas cuantas son para que la asociación Recursos Educativos para la Infancia en Riesgo (REIR) que las reparte entre niños y niñas de los centros de acogida y otras, monumentales e instaladas en grandes hospitales, para el Banco de Tejidos y Sangre que las sortea entre los donantes.