La mujer y la hija del parricida de Cabanes sufren estrés postraumático

La mujer y la hija del parricida de Cabanes sufren estrés postraumático
La mujer y la hija del parricida de Cabanes sufren estrés postraumático |EFE

La mujer y la hija del parricida de Cabanes (Castellón) sufren estrés postraumático y la niña, de 10 años, está fuera de peligro, según han indicado a Efe fuentes del Ayuntamiento de Getafe, localidad madrileña donde residen, que está en contacto con la Guardia Civil de Castellón y con la subdelegación del Gobierno en Madrid.

Los hechos se produjeron sobre las 3.30 del domingo en un bloque de apartamentos de la playa de Cabanes, situado en el número 2 de la calle Ribera del municipio castellonense.

El hombre, de 40 años, apuñaló a su hijo de 12 años, causándole la muerte, y a su hija de 10, hiriéndola de gravedad, para suicidarse seguidamente.

El parricida de Getafe sufrió un cambio de comportamiento el día anterior al homicidio

Las fuentes municipales han confirmado que la niña está "fuera de peligro” y que el Ayuntamiento de Getafe ha puesto asistencia psicológica a disposición de la familia, vecina del barrio de Perales del Río, donde estaban escolarizados los menores.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano informó este domingo de que al juzgado "no le constan" antecedentes ni denuncias en el seno de la familia.

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha señalado que desde el Consistorio están "tratando de recopilar información" sobre lo que ha podido suceder con esta familia que, según los vecinos de Cabanes, era “muy querida” en el bloque de apartamentos donde sucedieron los hechos, al que acudían “habitualmente” a pasar sus vacaciones.