El juez levanta parcialmente el secreto sumarial sobre crímenes de Igor el Ruso

El juez levanta parcialmente el secreto sumarial sobre crímenes de Igor el Ruso

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz (Teruel) ha levantado hoy parcialmente el secreto de las investigaciones al exmilitar serbio Norbert Feher, Igor el Ruso, por la muerte de un agricultor y de dos agentes de la Guardia Civil en el municipio turolense de Andorra. Según han informado fuentes judiciales, la instructora ha abierto una pieza separada para mantener en secreto las pesquisas sobre el contenido de la información contenida en el ordenador portátil y en el móvil del acusado.

Las acusaciones populares ejercidas en representación de la organización agraria UAGA, a la que pertenecía el agricultor asesinado, y la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) han sido informadas por la juez a través de un auto en el que les comunica el levantamiento parcial del secreto de sumario.

Ambas partes habían solicitado en dos ocasiones, la última a finales de la semana pasada, el levantamiento del secreto para conocer el atestado del equipo de policía judicial de la Guardia Civil de Alcañiz, así como el resto de las pesquisas practicadas a instancia de la instructora.

Las fuentes consultadas han asegurado desconocer por el momento el contenido de la investigación central de la juez sobre los crímenes llevados a cabo el pasado 14 de diciembre en el término municipal de Andorra, y los dos intentos de asesinato perpetrados una semana antes en la población de Albalate.

El exmilitar asesinó el pasado 14 de diciembre al agricultor José Luis Iranzo en una pardina próxima a Andorra a la que se había desplazado con su furgoneta para realizar labores de campo.

Poco después, los guardias civiles Víctor Romero, de 30 años, y Víctor Jesús Caballero, de 40, caían abatidos por los disparos de Feher al acercarse al lugar a instancias de un testigo que aseguró haber escuchado disparos en la zona.

La AUGC considera que ambos agentes fueron "sobreexpuestos" al peligro al no valorarse la peligrosidad del exmilitar, que unos días antes había disparado y herido con su pistola a dos personas en una casa de campo situada en una zona aislada del municipio próximo de Albalate.

La organización también tiene "dudas" sobre la eficacia de los chalecos antibalas que portaban los agentes fallecidos, que terminaron perforados por la munición disparada.

Por su parte, desde UAGA se ha solicitado en varias ocasiones información sobre el operativo llevado a cabo para la localización y detención del exmilitar serbio tras los intentos de homicidio registrados en Albalate.