Los países con más consumo de carne y alcohol tienen más casos de cáncer

Carne roja en un supermercado
Carne roja en un supermercado |TELEMADRID

Un estudio internacional liderado por científicos del CSIC y del CREAF, centro de investigación en la Universidad Autónoma de Barcelona, ha confirmado una relación directa entre alta prevalencia de cáncer y alto consumo de carne y alcohol per cápita tras analizar los datos de medio centenar de países.

El estudio, que confirma a nivel global lo que ya apuntaban estudios científicos locales y también constata que una mayor ingesta de vegetales y de pescado se relaciona con una menor prevalencia de cáncer y también con una menor mortalidad, ha analizado la correlación entre dieta y cáncer en medio centenar de países desde 1960 hasta 2017.

Se trata de un detallado análisis estadístico que cruza datos de bases de datos mundiales de instituciones como la FAO, la OMS, la ONU, el Banco Mundial, la OCDE, los Departamentos de Agricultura y Salud de EE.UU y el Eurobarómetro, y que incluyen datos de países de Europa, Asia, América, Australia y África.

La investigación, dirigida por Josep Peñuelas y Jordi Sardans, científicos del CSIC y del CREAF y que publica la revista "International Journal of Environmental Research and Public Health", confirma a escala global que el consumo de carne y alcohol se relaciona con una mayor incidencia de cáncer, y que una mayor ingesta de verduras y pescado podría ser un factor protector.

Los científicos han analizado datos de prevalencia de cáncer entre 1998 y 2010, y de mortalidad por cáncer entre 1960 y 2010, en relación con el consumo per cápita de calorías, carne, pescado, verduras, alcohol, fósforo y nitrógeno.

La inclusión del nitrógeno (N) entre las variables se explica porque estudios recientes relacionan su incremento con un mayor riesgo de sufrir algunas enfermedades, y que los vegetales excesivamente fertilizados con nitratos pueden acumular compuestos nitrogenados tóxicos.