Los padres de la joven desaparecida en Galicia apelan a la colaboración ciudadana

Diana López-Pinel y Juan Carlos Quer, padres de la joven madrileña desaparecida el pasado día 22, han apelado hoy a la colaboración ciudadana porque creen que cualquier dato puede ser "vital"· La joven de 18 años, Diana María Quer, desapareció este lunes después de asistir a la fiesta del Carmen dos Pincheiros, en Cabío-O Xobre (municipio de A Pobra do Caramiñal, A Coruña), donde veranea desde hace quince años, ha explicado su madre.

"Cualquier cosa que puedan aportar para nosotros es vital y superimportante. Que piensen que esto le podría pasar a la hija de cualquier persona. Estamos viviendo una situación muy delicada, cualquier detalle, aunque sean habladurías, que nos la transmitan", ha reclamado la madre.

En el mismo sentido, el padre de Diana pide que todas las personas que estuvieran por la zona informen si observaron algo, dado que "por pequeña que les parezca la referencia, si pueden aportar algo de luz, será relevante para poder esclarecer todo este asunto".

La chica mide 1,75 metros, tiene el pelo largo liso y moreno, ojos oscuros y pesa unos 55 kilos. La última vez que fue vista vestía pantalón corto rosa, camiseta blanca y sudadera y calzaba zapatillas negras con cordones.

DISPOSITIVO DE BÚSQUEDA

Agentes de la Guardia Civil con perros de rescate buscan desde la mañana de este jueves a la joven madrileña de 18 años desaparecida desde el lunes día 22 en la localidad coruñesa de A Pobra do Caramiñal donde veranea con su familia.

Por el momento, los investigadores mantienen todas las hipótesis abiertas en relación con la desaparición de esta joven de 18 años cuando regresaba sobre las 2.30 horas a casa tras estar en las fiestas de la zona con unas amigas. La joven de 18 años Diana María Quer López-Pinel fue vista por última vez a un kilómetro de la vivienda donde veranea con su familia en la zona de Cabío-Xobre.

Desde que sus familiares presentaron la denuncia ante la Guarda Civil, agentes de la Policía Local y distintas agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de A Pobra, Porto do Son, Boiro y Ribeira, así como familiares y vecinos colaboran en la búsqueda de la joven.

EL PADRE BARAJA UNA POSIBLE RETENCIÓN ILEGAL

El padre de Diana ha confesado que, aunque se trabaja en varias hipótesis, la que él baraja por el perfil de Diana, es la de una "retención ilegal".

Por su parte la madre de la chica, Diana López-Pinel,l ha afirmado que "de ninguna manera" su hija ha desaparecido por su propia voluntad. "No se ha ido", ha insistido.

Los investigadores, han contado sus padres, están estudiando todos los detalles a su alcance, entre ellos unos mensajes que la joven envió a un amigo de Madrid cuando regresaba de madrugada a casa, en los que le contaba que había visto a alguien que no le gustaba nada y que se estaba preocupando.

Vecinos del municipio coruñés de A Pobra han aportado diversos testimonios en el marco de la investigación sobre la desaparición de Diana. Según ha comentado el alcalde de la localidad, Xosé Lois Piñeiro, "siguen apareciendo testimonios de vecinos" de los cuales "algunos pueden tener cierto peso" y "ser de interés". Tras apelar a la "discreción en este asunto", ha confirmado que vecinos han acudido a la Policía Local para contar sus testimonios, de los cuales se ha dado parte a la Guardia Civil, que dirige la investigación. "Se nota la preocupación de la gente", ha dicho, al tiempo que ha destacado que "colaboran en lo que pueden".