La lluvia y la nieve obligan a suspender la procesión de "Las Turbas" de Cuenca

La lluvia y la nieve obligan a suspender la procesión de "Las Turbas" de Cuenca

La lluvia, el granizo e incluso la nieve caída de forma ligera a primera hora de esta mañana sobre la ciudad de Cuenca ha obligado a suspender la procesión Camino del Calvario, más conocida como 'Las Turbas', que sale cada Viernes Santo en la Semana Santa de la ciudad de las Casas Colgadas, declarada de Interés Turístico Internacional.

El desfile salió con cinco minutos de retraso, sobre las 5.35 horas de este viernes, y cuando los dos primeros pasos, de los cinco que componen la procesión, ya estaban en la calle ha empezado a llover, en un primer momento de forma suave. Poco después el agua ha empezado a caer con más intensidad, seguida de granizo.

Cuando ha empezado a desfilar la hermandad de San Juan Evangelista la organización ha decidido suspender la procesión, decisión que ha provocado el retorno de los dos primeros pasos a la Iglesia de El Salvador, entre los cientos de turbos que esperaban por las calles de Cuenca con sus tambores y clarines. En este regreso no se ha registrado ningún incidente, ni problema.

Poco después la nieve ha hecho acto de presencia en la ciudad de Cuenca.