El nuevo examen práctico de conducción entrará en vigor el 21 de enero

autoescuela
autoescuela |Archivo

El nuevo examen del práctico de conducir, que incluye una parte en la que el examinador no da ningún tipo de indicaciones al alumno para ver cómo se maneja sin indicaciones, entrará en vigor en toda España el próximo 21 de enero, según ha informado la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE).

La prueba, que medirá por primera vez también la conducción eficiente del conductor, ya se venía realizando como experiencia piloto en algunas jefaturas de Tráfico, pero a partir del 21 de enero del 2013 se aplicará en todos los centros de examen del país.

Como novedad, durante los 10 primeros minutos de la prueba, se realizará un test de "conducción autónoma" --obligatoria para todos los permisos salvo los de las clases A1 y A2 de motos--, en el que las indicaciones del examinador se limitarán a pedir al alumno que inicie la marcha y se dirija a un lugar determinado (si conoce la localidad) o a que inicie la marcha y circule libremente. En este caso, el examinador dará al aspirante las "indicaciones mínimas e imprescindibles, que le sirvan de orientación".

La Confederación Nacional de Autoescuelas ha puesto algunos ejemplos de las indicaciones con las que un alumno puede encontrarse en el nuevo examen: "Diríjase usted al Ayuntamiento pasando por la Plaza de Toros" o "tome la dirección centro ciudad atendiendo a la señalización de dirección que exista" o "inicie la marcha y, siguiendo la señalización existente, vaya a ...". Además, con carácter opcional, para alcanzar un punto de destino o un itinerario, podrán seguirse las indicaciones de cualquier sistema de navegación por satélite.

El resto de la prueba seguirá siendo de conducción guiada como hasta ahora, con el examinador indicando qué dirección tomar. Igualmente, se seguirán aplicando los actuales criterios de calificación, aunque, como novedad durante el tiempo de la prueba se evaluará de manera global la realización de una "conducción eficiente". Conducir de forma ineficiente supondrá una falta leve.

25 MINUTOS DE PRUEBA COMO MINIMO

La duración de la prueba en su conjunto será como mínimo de 25 minutos para los permisos A1, A2, B y BTP y de 45 minutos para los permisos restantes, excepto los de las clases AM y A, para ciclomotores y motoristas, que no requieren prueba de circulación. Como norma general se agotará el tiempo mínimo para cada tipo de permiso. Sin embargo, el examinador podrá dar por finalizada la prueba cuando se cometa una falta eliminatoria que comporte un peligro real y concreto, cuando se produzca una intervención justificada del profesor o cuando quede acreditada una manifiesta impericia del aspirante, según la Confederación Nacional de Autoescuelas.

Cuando finalice la prueba, el examinador comunicará al aspirante, en presencia únicamente del profesor, el resultado de la misma, con una explicación breve, que no supere el minuto y medio o de los dos minutos, y clara sobre la evaluación de la prueba, sin entrar en discusión sobre tal o cual falta en concreto.

Antes de iniciar la prueba se pedirá a cada aspirante que realice alguna verificación o comprobación con carácter aleatorio de una serie de elementos del vehículo, como el estado del nivel de alguno de los líquidos, la presión o dibujo de los neumáticos, el funcionamiento del parabrisas, etc. Tras esta comprobación, el aspirante se sentará en el asiento del conductor se abrochará el cinturón de seguridad, graduará el reposacabezas y los espejos retrovisores, como se hace hasta ahora.

Todas estas novedades forman parte de las modificaciones realizadas en el Reglamento General de Conductores, a consecuencia de la transposición de una directiva europea de 2006, y entran en vigor el 19 de enero. No obstante, al coincidir con fin de semana, los cambios comenzarán a ser aplicados a partir del 21 de enero.