La DGT fija servicios mínimos del 50% tras no llegar a un acuerdo con los examinadores

Los examinadores recurrirán la medida ante los tribunales ya que la consideran "una restricción injustificada del derecho de huelga"

Zoido pedía cordura a los examinadores ante una huelga que "no se puede prolongar"

Zoido pide cordura a los examinadores de la DGT

sociedad

| 28.11.2017 - Actualizado: 18:54 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado que fijará unos servicios mínimos del 50 % tras el fracaso en la negociación mantenida hoy con los examinadores para intentar llegar a un acuerdo después de casi seis meses de huelga, lo que ha provocado la suspensión de al menos 193.000 pruebas. Se trata de una medida ya anunciada hace unos días por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, y que hoy definitivamente se ha ratificado después de que no hayan conseguido desatascar el conflicto, según ha informado la DGT.

Por su parte, los examinadores, que protagonizan la huelga más larga de la DGT (desde el pasado mes de julio), recurrirán la medida a los tribunales, ya que consideran que "la aplicación de unos servicios mínimos produciría una restricción injustificada del derecho de huelga".

Sin embargo, la DGT cree que prorrogar la huelga -que según la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha alcanzado en la jornada de hoy un seguimiento del 61%- durante el mes de diciembre y a jornada completa los lunes, martes y miércoles supone una "indefensión absoluta" del ciudadano y de las empresas del sector de las autoescuelas.

En este sentido, critica que el Comité de Huelga designado por los examinados que, a juicio de la Dirección General de Tráfico, no ha querido negociar ningún tipo de porcentaje de servicios mínimos al considerar que los exámenes de conducir no son "un servicio esencial para los ciudadanos".

En este contexto de negociaciones, los examinadores reivindican un aumento de 250 euros en el complemento específico salarial, algo que Tráfico considera inviable.

ZOIDO HACÍA UN ÚLTIMO LLAMAMIENTO A LA CORDURA

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha apelaba hoy a la "cordura" y "responsabilidad" de los examinadores de tráfico para que pongan fin a la huelga que desde hace seis meses mantienen, una situación que "ni puede ni debe prolongarse por más tiempo".

"Hago un último llamamiento para que en próximos días podamos resolver y disipar la angustia de las autoescuelas", ha asegurado el ministro tras presentar la nueva campaña de concienciación de la DGT sobre las distracciones al volante.

Tras recordar que hoy se reúne el comité de huelga de la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) y Tráfico, el titular de Interior ha dejado claro que se decretarán los servicios mínimos anunciados la semana pasada si finalmente el colectivo mantiene los paros de lunes a viernes en diciembre.

El titular de Interior ha destacado que la DGT ha puesto "encima de la mesa" todos los avances que ha podido conseguir, pero que es inviable atender a su reivindicación de aumentar en 250 euros el complemento específico salarial.

Entre las ofertas que ha planteado Tráfico, el titular de Interior ha recordado la subida mensual del complemento de productividad o la creación de la especialidad de tráfico que afecta a entre un 70 y un 80 % de la plantilla de examinadores que, de superar esa prueba, verían incrementada su nómina en una media de 128 euros mensuales.

Lo que no se ha planteado en ningún momento la DGT ni el Ministerio del Interior es privatizar los exámenes, tal y como han sugerido las autoescuelas. "No es la solución que barajamos, el carácter público se va a mantener y así vamos a mantenerlo", ha enfatizado, antes de reiterar que el seguimiento medio de la huelga es de un 54 %.