Woody Allen niega por carta las acusaciones de abusar sexualmente de su hija adoptiva

Allen acusa a la madre de Dylan, Mia Farrow, de "mentirosa y vengativa"

Woody Allen (Archivo)

sociedad

| 08.02.2014 - 19:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Woody Allen, actor y director de 78 años, ha publicado una carta en el periódico estadounidense The New York Times para volver a negar las acusaciones por abusos sexuales de su hija adoptiva Dylan Farrow.

Allen, que ya tachó de "falsas y vergonzosas" dichas acusaciones, asegura en el artículo que lasacusaciones fueron inventadas y manipuladas por la madre de Dylan, la actriz Mia Farrow, con la que Allen mantuvo una batalla legal por la custodia tras su separación.

"Este artículo será mi última palabra sobre todo este asunto y nadie responderá por mí a ningún otro comentario a este respecto procedente de ninguna de las partes. Demasiada gente ha sido ya dañada", sentencia el director.

INVENCIONES Y MANIPULACIONES DE MIA FARROW

En el momento de la ruptura de su relación de 12 años, hace más de dos décadas, Mia Farrow acusó a Allen de haber abusado de Dylan, algo que siempre ha negado el director. En esta última carta, Allen acusa a su exmujer, la también actriz Mia Farrow, de ser "vengativa, rencorosa y malévola".

"Cuando Mia Farrow me acusó por abuso de menores hace 21 años, encontré la idea tan ridícula que ni siquiera volví a pensar en ello", explica el autor.

Woody Allen nunca fue arrestado o juzgado por las acusaciones de abusos sexuales que surgieron contra él en 1993, y que fueron investigadas por la policía estatal de Connecticut, donde vivieron Mia Farrow y sus hijos.

El director siempore ha defendido que Farrow inventó las acusaciones contra él, las instaló en la memoria de Dylan y las utilizó contra él en la batalla legal por la custodia.

"Por supuesto, no abusé de Dylan", asegura Allen en su escrito en el diario neoyorquino. "La quise y espero que un día comprenda cómo se le ha desprovisto de un padre cariñoso y cómo ha sido explotada por una madre más interesada en su propia ira enconada que en el bienestar de su hija".

Respecto a la carta publicada por Dylan, Allen considera que incluye "florituras creativas que parecen haber aparecido mágicamente a lo largo de 21 años de distanciamiento".

"Nadie quiere desanimar a las víctimas del abuso a hacerlo público, pero uno debe tener en cuenta que a veces hay personas que acusan falsamente, y eso es también algo terriblemente destructivo", añade el director al final de su carta.