Veinte años de la muerte de Don Juan, cuyos restos esperan su ubicación final

sociedad

| 01.04.2013 - 14:03 h
REDACCIÓN

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Se cumplen veinte años del fallecimiento de Don Juan de Borbón, padre de Don Juan Carlos y cuyos restos permanecen a la espera de que se ubiquen de forma definitiva en el Panteón de Reyes del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Don Juan falleció en la Clínica Universitaria de Navarra, en Pamplona, el 1 de abril de 1993 tras un largo proceso canceroso, y dos días después se celebró en El Escorial la ceremonia de despedida del Conde Barcelona.

Un acto en el que se pudieron captar las imágenes de Don Juan Carlos visiblemente emocionado mientras doña Sofía intentaba consolarle.

Toda biografía de Don Juan incluye indefectiblemente el hecho de que fue padre de rey e hijo de rey (Alfonso XIII), pero no reinó, y que meses después de la muerte del anterior jefe del Estado, Francisco Franco, anunció la renuncia a todos sus derechos dinásticos en favor de su hijo.

Fue el 14 de mayo de 1977, considerando instaurada y consolidada la monarquía en la persona de Don Juan Carlos, cuando hizo efectiva esa renuncia en una ceremonia en el Palacio de la Zarzuela en la que concluyó su intervención cuadrándose ante el Rey y pronunciando la frase: "Majestad, ¡por España!, ¡todo por España!".

Pese a no haber reinado, Don Juan Carlos quiso que sus restos reposaran en el Panteón de Reyes del Monasterio escurialense, y, de acuerdo con la tradición, se encuentran desde hace veinte años en la antesala de ese recinto (conocida popularmente como el pudridero) hasta que puedan reducirse para que ocupen la urna que los acogerá definitivamente.

Son los frailes agustinos de este monasterio los encargados de recibir los restos mortales de los reyes y de las reinas madres de reyes que van a ubicarse en este monumento patrimonio de la humanidad, y los que determinan cuándo se dan las condiciones para su ubicación final.

El prior de dicha comunidad agustina en el momento del fallecimiento de Don Juan, José Luis del Valle, explicó entonces que sus restos permanecerían en la antesala del panteón entre veinticinco y treinta años.

Fuentes cercanas a los agustinos escurialenses (una comunidad formada actualmente por veintiocho miembros) han señalado a Efe que ese es el tiempo estimado, pero que no hay una regla fija y que puede adelantarse en algunos casos.

"La decisión no se toma a golpe de efeméride y todo lleva su tiempo", han señalado estas fuentes, que no ofrecen detalles sobre las estimaciones actuales en torno al momento en que el padre del Rey podría ocupar la urna sepulcral reservada para él en el panteón.

Será la penúltima disponible de las veintiséis existentes en este recinto, situado bajo el altar mayor de la Basílica del Monasterio de El Escorial y que, con alguna excepción (Felipe V y Fernando VI), alberga los restos de los reyes de España desde Carlos I.

El último sarcófago (todos ellos son de mármol gris, de traza barroca, sostenidos por cuatro garras de león en bronce dorado y con la inscripción en relieve del nombre del correspondiente rey o reina) está reservado para Doña María de las Mercedes.

Los restos mortales de la esposa de Don Juan y madre del Rey se encuentran también en la antesala del panteón tras su fallecimiento el 2 de enero del año 2000.

Don Juan y su esposa son los únicos que permanecen en esa sala después de que en el año 2011 se trasladaran al recinto principal los restos de la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII y abuela de Don Juan Carlos.

El hecho de que no quede más espacio en el Panteón de Reyes obliga a buscar una solución para el futuro, una cuestión que las fuentes consultadas por Efe aseguran que está abierta y que no se ha tomado ninguna decisión al respecto. EFE