Usar 'Whatsapp' entre los padres para ayudar a hacer los deberes es perjudicial

Enganchados al móvil (Archivo)

sociedad

| 24.03.2015 - 10:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El uso de Whatsapp por parte de los padres para cuestiones como pedir a otros padres de la clase los deberes que su hijo se ha olvidado en la escuela o la prenda que se han olvidado en el vestidor del colegio pueden perjudicar la tarea de educar a los hijos en la responsabilidad y la autonomía, según advierten el director del programa de Humanidades de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Francesc Núñez, y la profesora de Educación y Psicología de la misma universidad Nati Cabrera.

"Los padres piensan que ayudan al niño o la niña facilitándoles en exceso el camino, pero no es así, les impiden que hagan suyas las responsabilidades que les corresponden --ha asegurado Cabrera-- Una cosa es mantener buenas relaciones con la comunidad de padres y otra convertir la relación entre padres en una agenda paralela que evite que los niños hagan el esfuerzo que han de hacer para asumir sus responsabilidades".

De hecho, ha manifestado que "no suele ser bueno" evitar que los niños fallen o se despisten a la hora de afrontar sus tareas en la escuela y ha definido el papel de los padres en el itinerario de formación de sus hijos como una tarea de "acompañamiento o guía", en lugar de "hacerles el trabajo".

"El proceso educativo y madurativo lo tienen que hacer ellos --ha explicado-- Si un día se equivoca y no estudia los temas que entran en el examen, el próximo día estará más atento", ha apuntado.

En esta línea, Núñez ha pedido a los padres que tengan en cuenta que el uso de las tecnologías para solucionar las propias necesidades "puede tener efectos no previstos y nada deseables", especialmente a la hora de educar a los hijos en capacidades como ser autónomo frente a las propias responsabilidades.

En este sentido, ambos expertos han asegurado que los padres "se tienen que educar" (a sí mismos) en el uso de las nuevas tecnologías, y han señalado que, pese a que pueden constituir "herramientas muy

útiles para comunicar, organizar y estar al día", existe el peligro de "pasar a la indignación, la crítica irreflexiva contra profesores o a discusiones y generalizaciones que calientan los ánimos de los grupos de madres y padres".

"Hay que tener muy presente que estos nuevos espacios de comunicación son persistentes, no se borra lo que se dice, se reenvía fácilmente de móvil a móvil y no sabes nunca quién lo puede acabar viendo", han recordado.

Por todo ello, Núñez ha aconsejado a los padres que, en todo caso, "sean respetuosos" en las conversaciones con los demás padres del centro y eviten vertir "comentarios ofensivos de ningún tipo".

Además, recomienda "prudencia" a la hora de realizar comentarios y no responder "en caliente" cuando la situación sea de tensión, además de poner en entredicho la veracidad de los contenidos, evitar crear o difundir "imágenes falsas" sobre profesores, estudiantes, padres o madres, y tener en cuenta que los mensajes a través de estas plataformas a menudo están "descontextualizados".

Asimismo, pide a los padres que "eviten crear alarmas" entre los demás padres de la clase porque "lo que afecta a un individuo no tiene por qué afectar a todo el mundo" y que eviten entrar en "discusiones personalizadas" sobre los problemas.

"Hay que pensar en la imagen personal y familiar que se transmite y no explicar cuestiones personales ni enviar mensajes basura como fotos, chistes o 'memes' que a nosotros nos parecen divertidos", ha explicado el experto.