Unicef alerta de la existencia de menores españoles víctimas de trata con fines de explotación sexual

sociedad

| 09.02.2017 - 14:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Unicef alerta de la existencia de menores españoles víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual en España, según se desprende del último informe 'Son niños y niñas, son víctimas. Situación de los menores víctimas de trata en España', elaborado junto al Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (Universidad Pontificia Comillas).

El informe de la ONG, que ha sido presentado este miércoles 8 de febrero en la sede del Consejo General de la Abogacía Española, muestra que la gran mayoría de menores víctimas de trata lo son para la explotación sexual.

En este sentido, el perfil mayoritario de estas víctimas es el de una adolescente de Europa del este, de entre 14 y 17 años, y que proviene de un entorno de violencia y desprotección. El estudio indica que uno de los métodos más utilizados para su captación es el del 'Lover boy', chicos jóvenes que las enamoran y, aprovechando su vulnerabilidad, las trasladan a otro país para explotarlas.

Tras las menores del este de Europa se hallan las niñas procedentes de Africa subsahariana, captadas bajo la promesa de una vida mejor en España y la ceremonia de compromiso (de vudú o de otras religiones que "las atará a los tratantes hasta que hayan pagado su deuda"; y las adolescentes de América Latina, que suelen viajar con la perspectiva de iniciar estudios en España o para trabajar en hostelería, y han sido captadas por amigos o familiares. Aunque en la mayor parte de los casos las víctimas son extranjeras, se empiezan a detectar casos de víctimas nacionales.

Así, el estudio apunta que conforme se ha ido avanzando en la investigación de este delito, la policía y las organizaciones que trabajan en este ámbito se han ido encontrado casos de niñas que son captadas en España, y por medio de engaños, coacción, fuerza u otros métodos son trasladadas a otro lugar dentro del territorio nacional donde son explotadas sexualmente.

"Las entidades y expertos nos alertan sobre esta tendencia", indican los autores del informe, que agregan que las redes utilizan a menores que captan a otros chicos (en su mayoría niñas) en los institutos, discotecas, o a través de las redes sociales. Son adolescentes que viven en España y que por cualquier motivo se encuentran en una situación de vulnerabilidad (lazos familiares débiles, parejas conflictivas, drogadicción, dificultades económicas, etc). "Situación que es aprovechada para, igual que sucede con las víctimas extranjeras, iniciar el proceso de engaño y captación", apostilla.

No obstante, la investigación advierte de que los niños y niñas en España son víctimas de trata para su explotación sexual (en su mayoría), pero también para la mendicidad y la comisión de delitos menores y, en algunos casos, con fines de matrimonio forzado. "En ocasiones, estas modalidades de trata se solapan y los niños pueden ser víctimas de diferentes tipos de trata", ha subrayado.

Según los datos facilitados por Unicef en este estudio, el número de víctimas de trata de seres humanos en España va en "aumento". Así, las cifras del Ministerio del Interior revelan que en 2013 se registraron 16 casos, uno más en 2014 y un total de 22 en 2015. Por su parte, la Fiscalía General del Estado señala que, en el año 2013, el número de posibles víctimas menores de edad de trata de seres humanos ascendió a un total de 35; otras 29 en 2014 y otras 48 en 2015.

"No queremos ser temerarios extrapolando porcentajes para poder estimar el número aproximado de menores de edad que están siendo víctimas de trata en nuestro país. Pero a la luz de los datos que vamos conociendo, parece que las cifras oficiales (22 víctimas en el 2015 según el Ministerio del Interior y 48 según datos de Fiscalía) se quedan muy cortas", apuntan los autores del informe.

Por otro lado, Unicef indica que España es destino de menores víctimas de trata de seres humanos con fines de mendicidad, en su mayor parte provenientes de Rumanía, Bulgaria y Marruecos, y también es un país de tránsito hacia otros destinos como Alemania, Francia o Portugal. "En las Diligencias de Seguimiento de la Fiscalía se van recogiendo estos casos, 1 menor en el año 2013 y 8 en el 2014, todos de nacionalidad rumana", ha apostillado.

Asimismo, la investigación señala que "desde hace pocos años" se empiezan a detectar en España casos de matrimonios forzados y detalla que la Fiscalía recoge por primera vez tres casos de víctimas de trata con fines de matrimonio forzado en las Diligencias de Seguimiento abiertas en el año 2015, dos de niñas rumanas y uno de una niña marroquí.

"Debemos estar atentos además a las menores procedentes de países en conflicto, como Siria", manifiestan los autores de la investigación, que añaden también que "familias desesperadas ofrecen a sus hijas a cambio de una dote, a veces sólo durante unos meses" y otras veces "el matrimonio es la forma de tapar una violación, y la manera de 'proteger' a las niñas del acoso sexual".

En las conclusiones, los autores abogan por que los hijos víctimas de trata de seres humanos sean considerados también víctimas; que los niños y niñas víctimas de trata sean identificados como menores de edad; la creación en España de un mecanismo de registro, coordinación y derivación para víctimas de trata; recursos específicos para menores víctimas de trata; y formación específica de los profesionales que van a tener contacto con víctimas de trata menores de edad.