Una mujer de 64 años da a luz a gemelos tras una fecundación in vitro

Es madre de otra niña nacida por el mismo método pero cuya custodia le retiró la Junta de Castilla y León

sociedad

| 15.02.2017 - 15:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una mujer de 64 años, M.I.A. vecina de la localidad de Palacios de la Sierra (Burgos), ha dado a luz a gemelos en el Hospital Recoletas Burgos, un niño y un niña que se encuentran en excelente estado de salud y son fruto de una fecundación 'in vitro' a la que la madre se sometió en Estados Unidos.

El nacimiento se produjo a las cuarto de la tarde del martes, en una cesárea programada "sin especiales complicaciones", ha explicado a Efe el director médico del Hospital Recoletas, Enrique Martín.

En 2012 esta misma mujer fue, por el mismo sistema de reproducción asistida, madre de una niña sobre la que posteriormente la Audiencia Provincial de Burgos dictó una orden de acogida tras los informes de los Servicios Sociales, que observaron problemas de aislamiento, deficiencias en su higiene personal, vestimenta inadecuada y absentismo escolar, según la información aportada hoy por el Diario de Burgos.

En este segundo parto, el primero en nacer fue el niño, con un peso de 2,420 kilos, y un minuto más tarde vino al mundo la niña, con 2,200 kilos; ambos están en un "excelente" estado de salud, lo mismo que la madre.

El doctor Martín ha confirmado que paciente y bebés se encuentran ya en planta y podrían ser dados de alta en cuatro o cinco días, ya que los niños no han requerido de ninguna asistencia especial.

La madre, M.I.A. de 64 años y vecina del municipio de Palacios de la Sierra, en la comarca burgalesa de La Demanda, llegó al Hospital Recoletas Burgos superado el primer trimestre del embarazo.

Se había sometido a un tratamiento de fecundación 'in vitro' en Estados Unidos.

El centro hospitalario privado diseñó un protocolo de actuación, teniendo en cuenta que el caso "no es muy habitual", al tratarse de una mujer de avanzada edad con un embarazo de riesgo.

Del seguimiento de la gestación se han encargado los ginecólogos Palomo y Rodríguez, quienes han liderado un equipo multidisciplinar compuesto por dos pediatras, dos matronas, enfermeros y auxiliares.

El director médico del Hospital Recoletas Burgos ha asegurado que están "bastante satisfechos" del resultado.

En este caso se han tenido en cuenta las especiales condiciones de la madre, por ese motivo, al ser un embarazo de riesgo, se optó por la cesárea programada para el alumbramiento.

MADRE DE OTRA NIÑA DE LA QUE SE LE RETIRÓ LA CUSTODIA

El Hospital Recoletas se queda al margen de la polémica suscitada al conocerse que la mujer es madre de otra niña nacida por el mismo método pero cuya custodia le retiró la Junta de Castilla y León.

Como ahora, M.I.A. acudió al centro hospitalario hace seis años con un embarazo fruto de un tratamiento de reproducción asistida, realizado también en Estados Unidos.

De acuerdo con la información publicada por Diario de Burgos, y confirmada a Efe por fuentes del entorno de la madre, en 2012 se detectaron indicios de riesgo para la niña.

En concreto, los Servicios Sociales de la Diputación y la Junta señalaron problemas de aislamiento de la menor, deficiencias en su higiene personal, vestimenta inadecuada y absentismo escolar.

Si bien se trató de reconducir la situación, finalmente y tras un proceso judicial, la Audiencia Provincial declaró una situación de desamparo y decretó la acogida de la niña, que se encontraría ahora a cargo de un familiar de la madre.

El doctor Martín ha asegurado que, por lo que respecta al centro hospitalario, su única obligación es prestar atención sanitaria a la paciente durante el embarazo.

En manos de los Servicios Sociales queda estudiar la situación de la madre, ha insistido, y la Junta ya ha contactado con el Hospital Recoletas para recabar información, tal como ha anunciado esta mañana la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García.

La responsable de la Junta ha explicado que la Gerencia Territorial de Burgos se ha puesto en contacto con el centro hospitalario, extremo confirmado por Enrique Martín.

Por el momento, se han solicitado informes y está pendiente una reunión, que tendrá lugar mañana o el viernes.

García ha pedido también esta mañana que no se prejuzgue el caso, vistos los antecedentes: "no debemos prejuzgar ni hacer una valoración", ha zanjado.

La consejera ha recordado que se ha procedido de acuerdo con el procedimiento habitual, es decir, contactar con el hospital a fin de saber si considera conveniente comunicar algo a la Junta.

Al margen de la polémica, el caso de M.I.A. es excepcional en el ámbito nacional, pues es una de las pocas mujeres que ha conseguido llevar a término un embarazo gemelar superados los 58 años.