Una médico brasileña podría ser responsable de la muerte de 300 personas

(archivo)

sociedad

| 28.03.2013 - 10:16 h
REDACCIÓN
Más sobre: BrasilSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El Ministerio de Sanidad de Brasil ha indicado este miércoles que la médico acusada de matar a siete pacientes para liberar camas en un hospital de cuidados intensivos podría ser responsable del fallecimiento de hasta 300 personas.

Los investigadores del ministerio han apuntado que Virginia Soares de Souza y su equipo médico, que trabajaban en el Hospital Evangélico de la localidad de Curitiba (sur), suministraron relajantes musculares a los pacientes y redujeron el suministro de oxígeno para provocarles la muerte por asfixia.

De Souza fue arrestada en febrero y acusada de la muerte de siete pacientes, al igual que otros tres doctores, tres enfermeras y un psicoterapeuta de su equipo. Las escuchas telefónicas realizadas a la médico revelaron que su objetivo era liberar camas para otros pacientes.

"Tenemos más de 20 casos establecidos, y hay alrededor de 300 que estamos investigando", ha dicho el jefe del equipo de investigación del caso, Mario Lobato. En total, las autoridades repasarán los informes de los 1.700 fallecidos en el hospital durante los últimos siete años, periodo en el que De Souza ha encabezado la unidad de cuidados intensivos.

Los investigadores han indicado que, en algunos casos en los que De Souza se encontraba fuera de las dependencias del hospital, la médico dio órdenes por teléfono para acabar con la vida de los pacientes.

Por su parte, el abogado de De Souza, Elías Mattar Assad, ha subrayado que no hay pruebas de asesinato contra su defendida y ha asegurado que la misma demostrará su inocencia durante el proceso.