Una llamarada fruto de la explosión de varias bolsas de aire pudo ser la causa del fallecimiento

El domingo murieron dos personas y otras dos resultaron heridas realizando tareas de extinción

El incendio de Alicante está estabilizado y afecta a 600 hectáreas

sociedad

| 13.08.2012 - 15:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una llamarada originada por la explosión de varias bolsas de aire pudo ser la causa que provocó el fallecimiento de un brigadista y de un agente medioambiental, así como otros dos heridos, también profesionales relacionados con las tareas de extinción, durante los trabajos que realizaban para tratar de controlar el fuego declarado este domingo en Torremanzanas (Alicante).

Según el testimonio aportado por los dos heridos a diversas personas, entre ellas al alcalde de Penáguila, que recogió a uno de ellos al encontrarle en una pista forestal, dos brigadas estaban realizando tareas de extinción en este punto cuando una llamarada causada por la explosión de bolsas de aire alcanzó a varios de los efectivos sobre el terreno.

Tras el incidente, al menos dos de estos efectivos, que estaban heridos, abandonaron el lugar a pie y comenzaron el descenso desde la zona en la que se encontraban trabajando, momento en el que el alcalde de la localidad vecina de Penáguila, Carlos Blanes, que viajaba en su automóvil hasta Torremanzanas para interesarse por la situación del incendio, localizó a ambos, tal y como ha explicado el primer edil en declaraciones.

En ese momento, Blanes subió a uno de los heridos a su automóvil y el otro hizo lo propio en un segundo vehículo en el que viajaban la mujer y la hija del alcalde, por lo que trasladaron a los afectados hasta Penáguila con el objetivo de prestarles una primera atención.

PRIMERA ASISTENCIA

Una vez en la población, y a la espera de la llegada de los efectivos sanitarios, varios turistas que se encontraban en el municipio y que eran médicos y asistentes de profesión se hicieron cargo de los heridos en primera instancia, hasta que finalmente fueron movilizados a centros hospitalarios en ambulancias desplazadas hasta la localidad.

Uno de estos brigadistas fue trasladado hasta el Hospital de la Virgen de los Lirios, en Alcoy, desde donde este lunes ha sido llevado al centro hospitalario de la Arrixaca, en Murcia.

TRES DÍAS DE LUTO

Tanto los ayuntamientos de Penáguila y de Benifallim (Alicante), municipios vecinos de Torremanzanas, así como este último, han decretado tres días de luto por las dos víctimas del incendio, según han acordado de manera conjunta los primeros ediles de las tres poblaciones.

El fuego, que comenzó en la partida de la Rabosina a las 13.00 horas, se ha cobrado las vidas de un agente medioambiental de la localidad alicantina de Ibi y un brigadista que ha perdido la vida en la madrugada de este lunes en el Hospital General de Alicante, al que fue trasladado.

De las dos personas heridas, una está ingresada en estado grave en la Unidad de Quemados del Hospital General de Alicante y la otra ha sido trasladada al hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, después de haber sido atendida en el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy (Alicante).

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, asistirá mañana al funeral del brigadista muerto en el incendio de La Torre de les Maçanes (Alicante).