Una jeringa capaz de sanar la herida de bala en sólo 15 segundos

Jeringuilla (Archivo)

sociedad

| 07.02.2014 - 09:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un grupo de investigadores ha desarrollado una jeringa capaz de sanar una herida de bala en segundos, por lo que se espera que el dispositivo reemplace a las tradicionales vendas de gasa, utilizadas durante siglos por los médicos militares para curar estas heridas.

La innovación denominada XStat ha sido diseñada por la empresa estadounidense RevMedx, que ha indicado que el aparato es capaz de parar la hemorragia de una herida de arma de fuego en tan solo quince segundos, según informa la compañía.

El XStat es una jeringa modificada que inyecta pequeñas esponjas del tamaño de una pastilla en una herida. RevMedx dice que se ha inspirado para crear su dispositivo en el diseño de un kit de reparación de neumáticos de emergencia estándar.

Los responsables del invento empezaron a experimentar rociando espuma en las heridas, según ha señalado John Steinbaugh, un médico del comando de Operaciones Especiales del Ejército y uno de los participantes del proyecto de RevMedx.

"Eso fue lo que nos imaginamos como la solución perfecta: algo que podríamos pulverizar dentro para que se expandiera y detuviera la hemorragia. Sin embargo, resultó que la presión arterial es tan alta que la sangre podía expulsar la espuma", ha manifestado.

El uso de XStat en el campo de batalla es simple. El médico debe simplemente insertar la jeringa en una herida y presionar el émbolo para inyectar las esponjas. El artilugio usa esponjas fabricadas a partir de pulpa de madera recubierta con un coagulante de sangre y la sustancia antimicrobiana llamada quitosano.

Cada esponja se marca con una X especial que aparece en las imágenes de rayos X para asegurarse de que ninguna de las pequeñas pastillas se queda en el cuerpo una vez que el herido es intervenido.