Una décima parte de las especies de abejas de Europa se enfrenta a la extinción

Mientras que 5,2 por ciento podrían estar amenazadas en un futuro próximo

Las principales amenazas para su supervivencia son los cambios en las prácticas de la agricultura

El incremento de la intensificación de las explotaciones ganaderas que han provocado a pérdidas a gran escala

Los herbicidas reducen la disponibilidad de flores, de las que dependen

Abeja sobre una flor (Morgue.com)

sociedad

| 20.03.2015 - 12:36 h
REDACCIÓN
Más sobre: abejasSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cerca de una décima parte de las especies de abejas de Europa se enfrenta a la extinción y se desconoce el estado de más de la mitad, según un informe de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN, por sus siglas en inglés).

Se trata de la primera evaluación realizada sobre las abejas a nivel europeo, que revela que 9,2 por ciento están amenazadas de extinción, mientras que 5,2 por ciento podrían estar amenazadas en un futuro próximo. En total, el 56,7 por ciento de las especies clasificadas presentan datos deficientes, por la falta de expertos, de datos y de financiación, lo que ha hecho imposible evaluar su riesgo de extinción.

El documento ha sido publicado este jueves como parte de la Lista Roja Europea de la UICN y el proyecto sobre el estado y tendencia de los polinizadores europeos (STEP Project) patrocinado por la Comisión Europea. En concreto, por primera vez proporciona información de las 1.965 especies salvajes de abejas en Europa e incluye su estado, distribución, población, tendencias y amenazas.

El director del Programa Global de Especies de la UICN, Jean-Christophe Vié ha defendido que esta es la mejor evaluación disponible, sin embargo, el conocimiento actual sobre las abejas es "incompleto" y existe una falta "alarmante" de expertos y recursos.

"Las abejas juegan un papel esencial en la polinización de nuestros cultivos. Debemos invertir urgentemente en mayor investigación para obtener las mejores recomendaciones para revertir su declive", ha subrayado.

El informe revela que 7,7 por ciento de las especies ha disminuido sus poblaciones; el 12,6 por ciento están estables y el 0,7 por ciento se ha incrementado. Mientras, se desconoce la tendencia de población del 79 por ciento de las especies de abejas.

En este contexto, el documento apunta que una de las principales amenazas para su supervivencia son los cambios en las prácticas de la agricultura, el incremento de la intensificación de las explotaciones ganaderas que han provocado a pérdidas a gran escala y una degradación de los hábitat de las abejas.

Por ejemplo, se refiere a la producción de pastos intensiva causan la pérdida de zonas de pastos ricas y de las flores de temporada, que son una fuente importante de recursos de alimento para los polinizadores.

Además, el uso extendido de insecticidas también daña a las abejas y los herbicidas reducen la disponibilidad de flores, de las que dependen. El uso de los fertilizantes promueve las praderas de hierba homogéneas, con menos plantas que dan flores y leguminosas, que son fuentes de alimento para muchas de estas especies.

AMENAZAS

La agricultura intensiva, las prácticas ganaderas han causado un fuerte declive de las secas estepas, que son hábitat de la vulnerable Andrena una especie común en el este del Mediterráneo que se extiende desde Sicilia a Ucrania y hasta Asia Central. Tierras aradas, siegas y el pastoreo así como el uso de insecticidas han provocado una pérdida del 30 por ciento de la población en la última década y se acerca a la extinción en algunos países.

Al mismo tiempo, el informe apunta que el cambio climático es otro director importante hacia el riesgo de extinción de la mayor parte de abejas y en particular de los abejorros.

Las lluvias intensas, las sequías, las olas de calor y el incremento de las temperaturas pueden alterar los hábitos por lo que algunas especies individuales se han adaptado a la situación y se espera una reducción "dramática" del área de su habitat, conduciéndolas a un declive poblacional. En total, el 25,8 por ciento de los abejorros de especies están amenazadas de extinción, según el informe.

El estudio incluye también una evaluación de la abeja occidental (Apis mellifera) -la de la Península Ibérica-, que es la polinizadora mejor conocida. Su distribución nativa se da en gran parte de Europa pero es incierto lo qu

e ocurriría como especie verdaderamente salvaje, más que como especie domesticada.

Precisamente, como la Lista Roja solo se centra en las especies salvajes, la evaluación tiene datos deficientes. Por ello, la UICN cree que es necesaria una investigación más profunda para diferenciar entre las especies salvajes y las colonias no salvajes y para entender mejor los impactos de la malnutrición, los pesticidas y los patógenos en las colonias de las abejas de la miel.

"La calidad de la vida y de nuestro futuro depende de muchos servicios que la naturaleza proporciona de forma gratuita", ha destacado la Comisaria europea de Asuntos Marítimos y Pesquerías, Karmenu Vella, que ha añadido que la polinización es uno de estos servicios, por lo que ha dicho que es "muy preocupante" conocer como algunos de los máximos polinizadores están en riesgo.

"Si no precisamos las razones que hay detrás del declive de las abejas salvajes y actuamos urgentemente para frenarlo podríamos pagar un precio ciertamente muy pesado", ha advertido.

Según el informe, las abejas son esenciales para los ecosistemas salvajes y para la agricultura ya que realizan la polinización, que tiene un coste total estimado de 153.000 millones de euros a nivel global y de 22.000 millones de euros en Europa cada año, ya que polinizan aproximadamente el 35 por ciento de la producción agricultora global.