Un vídeo muestra un nuevo abuso policial en Nueva Jersey con una víctima mortal

El policía dispara al pasajero de un Jaguar tras encontrar una pistola en su guantera

sociedad

| 22.01.2015 - 10:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Un vídeo grabado desde el auto de la Policía de Nueva Jersey y que llegó hoy a los medios muestra a un agente disparando seis veces de manera mortal al pasajero de un coche que, aparentemente, estaba en posición de entregarse, lo que podría significar un nuevo caso de abuso policial.

En el vídeo, que data del 30 de diciembre pero no trascendió hasta hoy, se puede ver a un agente de policía de Bridgeton (Nueva Jersey), Braheme Days, disparando al pasajero de un Jaguar, identificado como Jerome Reid, tras encontrar una pistola en su guantera.

Tanto el policía como el fallecido eran de raza negra, informó la prensa local.

El agente Days, que operaba junto a su compañero Roger Worley, de raza blanca, aparece en las imágenes gritando al copiloto del coche: "Si intentas coger algo, vas a estar jodidamente muerto".

Tras hacerse con el arma, le obliga a no moverse, pero, tras unos instantes en los que aparentemente tanto el conductor como el copiloto ponen las manos arriba en señal de obediencia, Days acaba disparando mortalmente repetidas veces a Reid.

Según el expediente policial, Days ya había arrestado a Reid el año pasado con cargos de posesión de drogas y obstrucción a la autoridad, y Reid había pasado 13 años en prisión por haber disparado a un agente de policía de Nueva Jersey cuando era adolescente.

Este caso ha desatado protestas en Bridgeton, una localidad de aproximadamente 25.000 habitantes, y podría sumarse a los recientes abusos policiales que han llenado de tensión racial al país.

En los últimos meses, Michael Brown y Eric Garner, dos hombres de raza negra, han muerto a manos de la policía, aunque con la diferencia que esta vez el agente que le causó la muerte era también de raza negra y Reid sí tenía expediente criminal.

A las protestas por las muertes (y la posterior no imputación de los causantes de ambas muertes) siguió el asesinato a sangre fría en Nueva York de dos agentes de policía, Rafael Ramos y Wenjian Liu, a manos de un afroamericano, Ismaaiyl Abdullah Brinsley, que se suicidó a continuación.

El caso de Reid y Days será investigado por la fiscalía de Cumberland County, al que pertenece Bridgeton, mientras los dos agentes serán momentáneamente suspendidos de sus actividades.