Un total de 5.208,79 hectáreas han ardido en los dos primeros meses de 2011

sociedad

| 02.04.2011 - 13:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un total de 5.208,79 hectáreas de superficie forestal han ardido en los dos primeros meses de 2011, un 19,42 por ciento más que en el mismo periodo de 2010, cuando ardieron 4.361,52 hectáreas, y un 48,83 por ciento menos que la media de la década, (10.177,82 hectáreas), según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) a los que ha tenido acceso Europa Press.

Así, las llamas han afectado al 0,019 por ciento de la superficie nacional, frente al 0,016 por ciento del mismo periodo de 2009 y, según se desprende de los datos, en los dos primeros meses de 2011 no se ha producido ningún gran incendio --extensión superior a 500 hectáreas--, mientras que en 2010 se produjo uno, un dato que iguala la media de la última década. Sin embargo, el número total de siniestros se ha más que duplicado, ya que en 2010 hubo 651 y en 2011 ha habido 1.489.

Asimismo, casi se ha multiplicado por cuatro el número de conatos --menos de una hectárea--, ya que entre enero y febrero de 2010 hubo 297 y en este periodo de 2011 ha habido 889. También ha aumentado el número de incendios --extensión menor o igual a una hectárea--, al pasarse de 354 a 600, lo que supone un 69,49 por ciento más.

En lo referido a la superficie de matorral y monte abierto arrasada por las llamas, en los dos primeros meses de este año han ardido 4.357,97 hectáreas, un 36,36 por ciento más que en 2010, cuando ardieron 3.208,80, y un 40,12 por ciento menos que la media de la última década (7.307,50 hectáreas). Por su parte, el fuego ha afectado a un total de 448,16 hectáreas de superficie de pastos y dehesas, un 30,2 por ciento menos que en 2010, cuando fueron arrasadas un total de 641,97 hectáreas, y un 64,69 por ciento menos que la media de la última década (1.262,92 hectáreas).

Según las cifras del ministerio, se ha quemado un 24,66 por ciento menos de superficie arbolada, ya que el fuego ha arrasado 384,84 hectáreas, frente a las 510,76 que fueron afectadas en 2010. Por zonas, el noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y las provincias de León y Zamora) es la más afectada por el número total de siniestros (58,63 por ciento), por la superficie arbolada arrasada por el fuego (80,87 por ciento) y por la superficie forestal que se ha quemado (81,74 por ciento).

Por el contrario, Canarias es la zona española menos afectada por el número total de incendios (0,07 por ciento), por la superficie arbolada afectada por las llamas (0 por ciento) y por la superficie forestal que se ha quemado (0 por ciento).

2010, EL MEJOR AÑO DE LA DÉCADA

Por su parte, la secretaria de Estado de Cambio Climático, del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Teresa Ribera, anunció la pasada semana en el Congreso que la superficie forestal quemada en España a lo largo de 2010 fue de 10.802 hectáreas, frente a las 41.249 de media del decenio, lo que representa un 73,8 por ciento menos que la media de la década.

En su comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara baja, Ribera detalló que estas cifras "muy bajas se vieron beneficiadas por las favorables condiciones climáticas de 2010", que consiguieron que, por cuarto año consecutivo, se registren niveles "muy bajos" en materia de incendios, de acuerdo con los diez últimos años.

Finalmente, destacó que en 2010 el número de grandes incendios, superiores a 500 hectáreas, fue de 12, frente a los 31 de promedio en el decenio.