Un total de 26 personas fallece en las carreteras españolas durante la Semana Santa

sociedad

| 01.04.2013 - 08:42 h
REDACCIÓN

Veintiséis personas han muerto, tres han resultado heridas graves y trece leves en los veintitrés accidentes mortales ocurridos en las carreteras desde el viernes 22, cuando dio comienzo la operación especial de tráfico de Semana Santa, en la que el pasado año fallecieron 45 personas.

Según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), hoy ha sido el peor día, con seis fallecidos en cuatro accidentes mortales hasta las ocho de la tarde, en el retorno de la Semana Santa, cuyo dispositivo finaliza esta medianoche.

El suceso más grave ha tenido lugar en Madrid donde dos hombres han perdido la vida y un tercero ha resultado herido leve en el choque frontal de dos vehículos en la M-608, a su paso por Soto del Real.

En Ciudad Real, el hundimiento de un puente en la N-420 en la localidad de Fuencaliente como consecuencia de la crecida del río Yeguas ha causado la muerte a dos personas que viajaban en un camión y en un coche, respectivamente.

COLISIONES FRONTALES

Los otros dos accidentes mortales se han registrado en Alicante, donde un hombre de 52 años ha muerto tras volcar el turismo en el que viajaba en la carretera CV-780, a la altura de Benifallim; y en Tarragona en la carretera T-203, dentro de El Catllar, en una colisión frontal que ha provocado la muerte a una mujer de 29 años.

A última hora de la tarde, las complicaciones se registraban en las carreteras de Cataluña, donde hoy es festivo, y en las principales entradas a Madrid.

En la provincia de Barcelona había circulación lenta con paradas intermitentes en la AP-7, a la altura de Vilafranca del Penedés y en la A-2 a su paso por Jorba y Esparreguera.

En Tarragona, continuaban los problemas de esta mañana en la N-340 en el entorno de la localidad de El Vendrell y en la AP-7 en Banyeres del Penedès, ambas sentido Barcelona, mientras que en Lleida las dificultades se localizaban en la A-2, a su paso por Castellnou de Seana.

Los conductores podían encontrarse con problemas circulatorios en todas las entradas a Madrid, con retenciones en la A-6 en Majadahonda por un accidente, en la A-1 en Alcobendas, en la carretera de Barcelona (A-2) en el municipio de Torrejón, en la A-3 a la altura de Rivas Vaciamadrid y en la carretera de Extremadura (A-5), a su paso por Móstoles.

En la Comunidad Valenciana, las complicaciones afectaban a esa hora a la A-3 en Chiva y a la A-7 en las localidades alicantinas de Orihuela y Crevillente, ambas sentido Valencia.

La primera fase de la operación de Semana Santa se extendió desde el viernes 22 al domingo 24 de marzo, un período en el que la mayoría de los desplazamientos se registraron desde el centro hacia Levante y Andalucía.

La segunda parte del operativo especial de la DGT arrancó el miércoles 27 de marzo, víspera de Jueves Santo, y finalizará esta medianoche, en un retorno que ha sido escalonado en función de las festividades en las comunidades autónomas.