Un policía local de Ciudad Real mata a su pareja y luego se suicida

Tenía una orden de alejamiento hasta ayer

Los testigos del crimen escucharon tres disparos del agresor

sociedad

| 06.02.2013 - 10:46 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un policía local de Ciudad Real, M.V.S., de 34 años, ha matado de tres disparos a su pareja, P.C.C., de 28, y después se ha quitado la vida con un revólver de su propiedad que le había sido devuelto ayer tras ser revocada su orden de alejamiento.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), la víctima le había denunciado el 8 de diciembre de 2012, por lo que se dictó una orden de alejamiento y de retirada de armas al agresor.

Sin embargo, el juicio de faltas previsto para el 13 de diciembre se suspendió a petición de la mujer y, finalmente, al no mantener ella la acusación y al haber "versiones contradictorias" de las partes, el fiscal solicitó el sobreseimiento provisional de la causa, medida que decretó el Juzgado número 1 de Almagro el lunes 4 de febrero.

Aunque inicialmente se informó de que el agente utilizó el arma reglamentaria de la Policía Local, distintas fuentes de la investigación han precisado a Efe que el revólver que ayer se le entregó y que hoy ha usado para cometer el crimen es de uso particular, pues el arma reglamentaria no se le había devuelto.

El policía, natural de Bolaños de Calatrava, al igual que la fallecida, estaba de baja psicológica, separado de su anterior mujer y tenía una relación sentimental con la víctima.

Una amiga de la víctima ha relatado a Efe que ésta, que tenía un hijo de una relación anterior, había pedido a los padres del policía que dejara de amenazarla, puesto que había llegado a presentarse con una navaja en su lugar de trabajo, en un centro de estética ciudadrealeño.

Aunque los amigos de la mujer le habían incluso aconsejado que dejara de ir al trabajo, ella pensaba que él no se atrevería a agredirla, según esa misma fuente.

Los hechos han ocurrido sobre las 09.40 horas en la céntrica calle Real de Ciudad Real, frente a un conocido centro comercial, en cuya puerta suele dormir un mendigo de nacionalidad portuguesa que ha presenciado los hechos.

ESCUCHARON LOS DISPAROS

Según ha dicho Rocío Sánchez, que regenta una frutería a menos de cincuenta metros del suceso, ha salido a la calle tras escuchar tres disparos y se ha encontrado a la joven tendida en el suelo.

La frutera ha relatado que la primera persona que ha asistido a la víctima, el indigente que ha sido citado a declarar como testigo, le ha dicho que el autor de los disparos forcejeó primero con ella, mientras ésta le gritaba "¡déjame en paz!" y luego disparó a escasa distancia.

Posteriormente, el hombre huyó hasta un cercano aparcamiento, situado en un descampado al aire libre, donde se ha quitado la vida con la misma arma.

Rocío ha explicado también que el agresor habría también disparado a otra persona que reprendió al agresor por disparar a la joven, aunque no le llegó a alcanzar.

El Ayuntamiento de Ciudad Real ha decretado para mañana día de luto oficial por este suceso y la alcaldesa de la ciudad, Rosa Romero, y el PSOE han condenado el crimen.

La muerte de esta joven es la quinta por violencia machista en lo que va de año en España y la primera en Castilla-La Mancha, a falta de que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad confirme si el homicidio de una mujer la pasada semana en Elche de la Sierra (Albacete) también fue un asesinato machista.