El fiscal francés dice que el copiloto tenía la "intención de destruir el avión"

Asegura que el copiloto activó el descenso tras quedarse solo en la cabina

El copiloto del Airbus vivía hasta el momento de la colisión

El copiloto del avión, un alemán identificado como Andreas Lubitz

La Fiscalía española pide datos a Francia sobre la investigación del accidente de avión

Lufthansa desconoce los motivos que llevaron al piloto a estrellar el avión

sociedad

| 26.03.2015 - 09:32 h
REDACCIÓN

El fiscal de Marsella, encargado de la investigación del accidente del avión de Germanwings, ha indicado que el copiloto estaba al mando del aparato tras salir de la cabina el piloto y que a continuación accionó el seleccionador de altitud iniciando el descenso.

Así lo han revelado los datos de la primera de las cajas negras, en las que se puede escuchar al piloto llamando a la puerta para que se la abriera el copiloto, algo que no sucedió. Según ha aclarado, se escucha un ruido de respiración hasta el final, lo que indicaría que "el copiloto estaba vivo".

El fiscal de Marsella, encargado del caso del accidente del avión de Germanwings, ha indicado que la interpretación de la actuación del copiloto, que se negó a abrir la puerta de la cabina al piloto una vez que salió, indica que tenía la "intención de destruir el avión".

El fiscal ha explicado que en los últimos minutos antes de que el avión chocara contra el suelo se escucha al copiloto "respirar con normalidad", lo que indica que seguía vivo y "a priori" no sufriría ningún problema.

Pese a los reiterados golpes del piloto desde fuera, "no se escucha absolutamente nada" en el interior de la cabina, al margen de la respiración, "durante los diez últimos minutos". "Había silencio total", ha subrayado. El fiscal ha considerado que el copiloto accionó de forma intencionada el descenso del aparato.

Brice Robin ha afirmado que en estos momentos "no hay nada que haga pensar en un atentado terrorista". Robin ha responsabilizado al copiloto, al que ha identificado como Andreas Lubitz, de 28 años, de haber estrellado "intencionadamente" el aparato después de quedarse al mando del mismo tras abandonar la cabina el piloto y ha indicado que estaba vivo hasta que se produjo la colisión contra el suelo.

Según el fiscal, las víctimas no se dieron cuenta de lo que iba a suceder hasta el último momento, porque en la grabación no se escuchan gritos hasta poco antes del impacto.

LAS VÍCTIMAS NO SE DIERON CUENTA HASTA EL FINAL, SEGÚN LOS INVESTIGADORES

El fiscal, Brice Robin, dijo que las víctimas no se dieron cuenta de lo que iba a suceder hasta el último momento, porque en la grabación no se escuchan gritos hasta poco antes del impacto. Robin recordó que ese aparato es "bastante grande" y que los pasajeros "no están justo al lado de la cabina", pero insistió en que los gritos solo se oyen en los últimos minutos de la grabación. "La muerte fue instantánea, el avión literalmente explotó al chocar contra la montaña", explicó el fiscal.

Anunció que antes de la rueda de prensa se reunió con familiares de las víctimas -"unas 200", según dijo- para trasladarles toda la información de la que disponía, parte de la cual ya había sido filtrada esta noche por el diario The New York Times.

"Los parientes hicieron muchas preguntas sobre normativa internacional, si era normal que el comandante saliese...", dijo, antes de añadir que considera que la información que se conoce en este momento, solo 48 horas después del accidente, ya supone "una progresión considerable".

Robin ha propuesto a las familias acudir a la capilla ardiente si lo desean, mientras que se han puesto equipos especializados a su disposición, para padres y madres, y eventualmente hermanos.

EL COPILOTO DEL AVIÓN, UN ALEMÁN IDENTIFICADO COMO ANDREAS LUBITZ

El copiloto del avión de Germanwings que presuntamente hizo colisionar el Airbus A320 en los Alpes franceses se llamaba Andreas Lubitz, un joven nacido en la pequeña localidad de Montabaur, en el estado federado de Renania-Palatinado (oeste de Alemania).

El copiloto, de 28 años, tenía una experiencia de 630 horas de vuelo y había comenzado a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013, según informó un portavoz de la aerolínea alemana Lufthansa.

LUFTHANSA DESCONOCE LOS MOTIVOS QUE LLEVARON AL PILOTO A ESTRELLAR EL AVIÓN

El presidente de la aerolínea Lufthansa, Carsten Spohr, dijo que la compañía desconoce los motivos que llevaron al copiloto a provocar de forma consciente el descenso del avión en el que iban 150 personas, y estrellarlo.

Spohr afirmó que la compañía está "consternada" tras conocer la grabación de la caja negra del avión siniestrado de su filial Germanwings y dijo que "lo que ha ocurrido era inimaginable". "Ni en nuestros peores sueños hubiéramos podido imaginar algo así", dijo el presidente de Lufthansa, que aseguró que la aerolínea selecciona el personal con mucho cuidado.

Spohr mostró absoluta confianza en sus pilotos y en los criterios de selección que tiene la mayor aerolínea de Alemania, y calificó lo ocurrido como "el acontecimiento más horrible en la historia de nuestra compañía".

El presidente de Lufthansa añadió que no hay manera de prevenir un accidente así y explicó que el copiloto había superado las pruebas médicas que se realizan una vez al año pero que tras la formación de los pilotos no se realizan pruebas psicológicas explícitas.

LA FISCALÍA ESPAÑOLA PIDE DATOS A FRANCIA SOBRE LA INVESTIGACIÓN DEL ACCIDENTE DE AVIÓN

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido información a las autoridades francesas para "determinar las pistas de la investigación" sobre el accidente de Germanwings en los Alpes con 150 pasajeros a bordo (50 españoles) y, si se debió a la comisión de algún delito, qué tipo de delito pudo ser.

Según han informado fuentes de la Fiscalía, el departamento que dirige Javier Zaragoza ha solicitado esta información después de que el mismo día del accidente abriera diligencias informativas y pidiera un informe a la Comisaría General de la Policía Nacional sobre las circunstancias del siniestro.

Respecto a la posibilidad de que se pueda abrir una investigación judicial en España sobre este accidente, las fuentes han explicado que sólo podría hacerse mediante la interposición de una querella por parte de los agraviados o de la Fiscalía.