Un perito afirma que Montserrat disparó al tronco de Carrasco para hacer el máximo daño

Los móviles de las tres acusadas las sitúan muy cerca de la víctima días previos al crimen

Montserrat González

sociedad

| 10.02.2016 - 12:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Montserrat González, asesina confesa de la presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, efectuó el primer disparo apuntando al tronco porque "es más fácil acertar y con la intención de hacer el máximo daño posible", según destaca el informe forense.

Isabel Carrasco tardó cinco minutos en perder la consciencia cuando fue tiroteada por Montserrat González el 12 de mayo de 2014 y diez en morir a consecuencia de los tres disparos recibidos, según ha dicho hoy el médico forense Ignacio Alija, uno de los facultativos que practicó la autopsia a la dirigente del PP y que ha declarado como perito en el juicio.

El primero de los tres disparos que recibió, que impactó en la región baja de la espalda, fue "mortal de necesidad" y "anuló cualquier posibilidad de defensa".

El perito, en un detallada exposición apoyada por fotografías de la víctima, ha explicado que Isabel Carrasco cayó al suelo tras recibir el primer disparo de forma "más o menos controlada" y no a plomo, debido, posiblemente, a que pudo agarrarse a la barandilla de la pasarela peatonal sobre el río Bernesga por la que transitaba cuando fue asesinada.

Además, según ha precisado el perito forense, se llevó la mano izquierda hacia atrás con la intención de tocarse o tapar la herida y giró la cabeza hacia el mismo lado. Ha añadido que el disparo se hizo posiblemente apuntado al tronco con el objetivo de dañar lo máximo posible órganos vitales y provocó un hemotórax masivo "importantísimo" que hizo perder a la víctima mucha sangre y lesionó la médula espinal. Finalmente, el proyectil alcanzó la cara posterior del corazón de la víctima.

El perito ha explicado que, en esos momentos, Isabel Carrasco, seguía consciente en el suelo cuando recibió el segundo disparo, que impacto en la mandíbula, aunque no afectó a los elementos importantes del cuello y, por tanto, no habría provocado la muerte.

También mortal de necesidad fue el tercer impacto de bala que recibió, que le alcanzó la parte posterior de la cabeza y que, ha explicado el perito, provocó "terribles efectos" en el cerebro.

Alija considera que unos cinco minutos después de recibir el primer disparo perdió la consciencia, y que su agonía duró unos diez minutos por lo que su fallecimiento se produjo sobre las 17.25 horas del 12 de mayo de 2014.

LOS MÓVILES DE LAS TRES ACUSADAS LAS SITÚAN MUY CERCA DE LA VÍCTIMA DÍAS PREVIOS AL CRIMEN

Los peritos de la Unidad Central de Inteligencia, perteneciente al Ministerio del Interior, sostienen que los días previos al crimen de Isabel Carrasco existieron "numerosas coincidencias" entre las posiciones de la víctima y de las tres acusadas, Montserrat González, su hija Triana Martínez, y Raquel Gago, que se recogen en un informe de posicionamientos elaborado con datos relativos a sus respectivos teléfonos móviles.

No obstante, han insistido, desconocen si estos posicionamientos son por causas "casuales o premeditadas". "Puede ser una zona de trabajo, un domicilio", han precisado los peritos que han agregado que ellos no hacen ningún tipo de valoración y que ni siquiera tenían acceso a ese tipo de información. "Lo que se esconde detrás de esa coincidencia se escapa al análisis, sería meterse en el terrero de las hipótesis", han aseverado los agentes.

Los peritos de la Unidad Central de Inteligencia han relatado que tuvieron acceso a un total de 56.121 llamadas procedentes de los teléfonos móviles de Montserrat González, Triana Martínez, Raquel Gago e Isabel Carrasco, cuyo terminal fue tomado como referencia para analizar las coincidencias con los otros tres. Todas ellas desde el mes de abril hasta la fecha del crimen, 12 de mayo de 2014.

Según ha precisado uno de los peritos, el informe toma como referencia los cuatro móviles y detalla si en algún momento las llamadas, entrantes y salientes, así como las conexiones de datos y los mensajes de texto, han coincidido y han utilizado un mismo repetidor de telefonía móvil o uno muy próximo.

El objetivo, han agregado estos peritos, es la "búsqueda de coincidencias espacio-temporales entre las tres acusadas y la víctima". Los datos que se analizan son "datos objetivos facilitados por las compañías".

DATOS "EN CRUDO"

Se trata de un análisis "en crudo de datos" porque los encargados de elaborar este informe no cuentan con ningún otro dato a mayores como, por ejemplo, los lugares de domicilio de los propietarios de los cuatro teléfonos o los horarios y rutas de trabajo de cada uno de ellos. Por ejemplo, no se han tenido en cuenta ni los horarios ni rutas de trabajo de Raquel Gago, han explicado.

Muchas de las coincidencias aparecen en la antena ubicada en el entorno del Edificio Europa, lugar próximo a donde se ubica el domicilio de Triana Martínez, en el que también residía su madre, circunstancia esgrimida por el abogado de la defensa de madre e hija, José Ramón García, para poner en cuestión que este informe pueda servir para justificar posibles seguimientos de sus patrocinadas a Isabel Carrasco antes del crimen. "Entonces, *quién estaba vigilando a quién?", ha advertido.

En cuanto al letrado de Raquel Gago, Fermín Guerrero, también ha cuestionado la fiabilidad de este informe y ha detallado numerosos casos en que los posicionamientos sitúan a un mismo teléfono en posiciones alejadas por hasta 26 kilómetros y con diferencias de tiempo de apenas segundos. "*Cómo puede hacer Isabel Carrasco 47 kilómetros en 13 segundos?", se ha preguntado el abogado.

Guerrero, que ha afirmado que hay "errores" en este informe, también ha rebatido numerosas coincidencias entre el posicionamiento de Raquel Gago y de Isabel Carrasco porque ha demostrado que, en esos momentos, Raquel se encontraba en su horario laboral.

Ante estas cuestiones, los peritos han reconocido que los datos "no son absolutamente precisos" y que puede haber ocasiones que un terminal salte de una antena a otra, próxima a ésta. "Serían cuestiones que tendrían que resolver las compañías telefónicas", han dicho.