Un muerto por el derrumbe de una vivienda en Pamplona

El hombre que vivía solo, quedó atrapado en los escombros tras el derrumbe provocado por una explosión cuyas causas se investigan

sociedad

| 27.10.2017 - 14:13 h

Europa Press

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre de 83 años ha fallecido tras la detonación y posterior derrumbamiento de su casa en la calle Arazuri de Pamplona, de la que era el único inquilino. La Guardia Civil investiga las causas del suceso. A las 8.56 horas se ha recibido, en el teléfono 112 de SOS Navarra, una llamada en la que se alertaba de una detonación en el número 3 de la calle Santa María, una casa antigua y en malas condiciones de conservación situada en el casco urbano de la localidad, y que probablemente había una persona, L.M.A, de 83 años, en su interior, según ha explicado el Gobierno foral en una nota.

Aunque en la llamada se informaba de un posible incendio, los bomberos del parque de Cordovilla han comprobado al llegar que no había fuego y que la vivienda estaba derruida prácticamente en su totalidad.

Al acceder a la casa han oído gritos que procedían de un lugar cubierto de cascotes, vigas y escombros, por lo que inmediatamente y a pesar del elevado riesgo debido a la inestabilidad del tejado y las paredes han iniciado el desescombro de forma manual para tratar de rescatar a la víctima al tiempo que apuntalaban las estructuras que presentaban mayor peligro de desplome.

Sobre las 11.15 horas los bomberos han conseguido retirar los suficientes restos como para posibilitar el acceso del equipo médico enviado por la sala de gestión de emergencias de SOS Navarra, que ha certificado el fallecimiento del inquilino de la vivienda. Se encontraba en la cocina, situada en la planta baja. A partir de ese momento los bomberos se han retirado a la espera de que una excavadora derribara los elementos que amenazaban con desplomarse y así poder continuar las labores de rescate del cuerpo con seguridad.

Las mediciones realizadas no han detectado gas butano y la casa carecía de instalación de gas natural. La detonación ha levantado el tejado, que al volver a caer se ha hundido parcialmente, desplazándose, y ha derribado tabiques interiores de la vivienda.

Agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil se han hecho cargo de las investigaciones, y la Policía Foral ha colaborado en el acordonamiento de la zona y regulación del tráfico. La directora de Protección Civil del Gobierno de Navarra, Isabel Anaut, se ha desplazado a Arazuri para recabar información sobre el suceso.

Una vez rescatado, el cuerpo será trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal, donde le será practicada la autopsia.