Un incendio calcina una gran superficie del monte Gurugú en Marruecos

Incendio en el monte Gurugú

sociedad

| 22.07.2016 - 08:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El incendio que se declaró en el monte Gurugú, en la frontera de Marruecos con la ciudad española de Melilla, está controlado "en un 70%", dijeron a Efe fuentes oficiales marroquíes encargadas de coordinar a todos los efectivos que luchan contra el fuego.

El director provincial del Alto Comisariado de Aguas, Bosques y Lucha contra la Desertificación, Mohamed Nefaoui, explicó a Efe que los servicios de extinción "necesitan todavía una hora y media" de trabajo -es decir, hasta primeras horas de la tarde- antes de dar el incendio por totalmente controlado.

En la extinción de las llamas están trabajando militares, agentes de la Gendarmería Real y de las Fuerzas Auxiliares y trabajadores de la Protección Civil, todos ellos coordinados en una célula presidida por el Gobernador de Nador. Tres aviones toman parte en las labores de extinción trayendo agua desde la Bahía de Marchica, en la cercana Nador, añadió Nefaoui.

El lado norte, el que linda con Melilla, es el que ha sido hasta el momento controlado, pero las llamas todavía están vivas sobre todo en el flanco oeste, precisó el responsable.

Sobre un eventual auxilio español desde Melilla en la extinción del incendio, Nefaoui dijo que es un tema que excede a su competencia, pero ese auxilio fue poco antes desmentido por el consejero de Seguridad Ciudadana de Melilla, Isidoro González, quien dijo que la Ciudad Autónoma no ha recibido ninguna petición de ayuda.

Las autoridades marroquíes han abierto una investigación para determinar las causas del incendio declarado en una zona muy frecuentada por personas, tanto visitantes como inmigrantes clandestinos.

En el Gurugú se esconden habitualmente decenas de emigrantes subsaharianos que esperan el momento propicio para saltar la valla de Melilla, y que regresan a él cuando son rechazados por las policías marroquí o española, pero no hay hasta el momento noticias de desgracias personales por el incendio.