Un hombre resulta herido de bala en un control de caza de la Guardia Civil

sociedad

| 15.01.2012 - 19:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos personas fueron detenidas y una de ellas resultó herida de bala, tras intentar saltarse un control de caza ilegal establecido por la Guardia Civil en Ourense.

El herido es un hombre de 44 años, vecino de O Barco de Valdeorras, que recibió un disparo la pasada noche después de saltarse hasta en tres ocasiones el control con el que la Guardia Civil procuraba la localización de cazadores furtivos en una zona de la localidad orensana de A Veiga, ha informado hoy el instituto armado.

Los hechos ocurrieron a las 23:35 horas de ayer en el paraje conocido por el nombre "Riomao", en A Veiga, cuando varios agentes que se dedicaban al control de cazadores ilegales de jabalíes, localizaron un vehículo sospechoso circulando por la zona.

Cuando iban a dar el alto al vehículo para realizar su identificación, los individuos se dieron a la fuga, "obligando a los agentes, a apartarse bruscamente, de la calzada, para evitar ser atropellados", señalaron las fuentes.

Tras varios intentos para detener a los dos hombres, un agente realizó un primer "disparo intimidatorio" al aire, sin éxito y, al efectuar un segundo disparo, esta vez dirigido a las ruedas, el funcionario hirió "de forma accidental" a uno de los fugados en un brazo.

El herido, que tuvo que ser trasladado al hospital comarcal de O Barco, con un "orificio de entrada y de salida", fue dado de alta sobre las 01:50 horas, según indicaron las fuentes citadas.

Los detenidos son dos hombres de 57 y 44 años, ambos vecinos de O Barco, a quienes les imputan una infracción contra la Ley de Caza y un delito de atentado contra agentes de la autoridad.

Posteriormente, en un registro por el monte, la Guardia Civil localizó una escopeta oculta, próxima al lugar de hechos, y propiedad de uno de los detenidos.

Los detenidos se encuentran en las dependencias del Cuartel de la Guardia Civil de O Barco de Valdeorras.