Un hombre mata a tres familiares de su exmujer

El presunto homicida ha apuñalado al padre, al hermano y al novio de su expareja

Los hijos de la pareja, de 11 y 6 años, estaban en la vivienda

El detenido sorprendió a sus víctimas mientras dormían

sociedad

| 23.05.2011 - 15:06 h

Gema Martín

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un hombre ha matado presuntamente al padre, al hermano y al novio de su expareja, en la localidad asturiana de Degaña.

El supuesto autor es un minero leonés de 42 años, que atacó a sus víctimas mientras dormían.

Aunque se desconocen las causas concretas que desencadenaron este suceso, la Guardia Civil da por seguro que está relacionado con un caso de violencia de género, pese a que no había denuncias previas entre el presunto agresor y su exmujer.

Los fallecidos son Jorge Marqués Vado, de 36 años y actual pareja de la exmujer del agresor; el padre de ésta, Manuel Ángel Brugos Álvarez, de 61 años, y su hermano, Roberto Brugos Rodríguez, de 33 años.

Las dos personas heridas son la anterior pareja del agresor, Silvia Brugos, que ayer fue elegida concejal socialista del Ayuntamiento de Degaña, y su madre, Isabel Rodríguez García.

Los hechos ocurrieron a las 5:45 horas de la madrugada, cuando el presunto homicida reventó la puerta de la casa con una maza de grandes dimensiones. Fue la exmujer la que, a pesar de las heridas, avisó a la Guardia Civil.

La primera patrulla que se desplazó hasta la vivienda se encontró con un coche que salía de ella a gran velocidad y que, al tratar de ser interceptado, colisionó con el vehículo de la Guardia Civil antes de conseguir darse a la fuga en dirección a León.

Los agentes encontraron dentro de la vivienda los cuerpos sin vida del hombre de 61 años y de la actual pareja de Silvia Brugos, y en estado muy grave al hermano de ésta, que falleció poco después.

Todos ellos presentaban heridas de arma blanca originadas, al parecer, por un machete de grandes dimensiones.

El hombre fue detenido a unos 60 kilómetros, en la localidad de Matarrosa del Sil (León). Según las primeras investigaciones, los hijos de la mujer agredida y del presunto agresor no llegaron a presenciar la agresión, pero sí se encontraban dentro de la vivienda.