Un hombre mata a cinco personas en Seattle antes de suicidarse

sociedad

| 31.05.2012 - 09:41 h
REDACCIÓN
Más sobre: SeattleSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre armado con una pistola mató ayer a tiros a cuatro personas en un café de Seattle (en el noroeste de EEUU) e hirió gravemente a otra, antes de matar a una mujer al robarle el automóvil y, tras abandonar el vehículo, suicidarse con un disparo a la cabeza.

El diario local The Seattle Times informó hoy de que el presunto autor de la matanza era Ian Stanwicki, de 40 años, un cliente habitual del café el "Racer Espresso", ubicado en la avenida Roosevelt del norte de la ciudad, cerca de la Universidad del estado de Washington.

Dos hombres murieron en el acto en la escena del crimen, hacia las 11.00 hora local de ayer (18.00 GMT) y otras tres personas fueron heridas de gravedad y trasladadas a un hospital, donde dos de ellas, un hombre y una mujer, murieron horas después.

El cocinero del café, Leonard Meuse, sigue ingresado en estado grave, con heridas de bala en la mandíbula y en un sobaco, según contó al Seattle Times su padre, Raymond Meuse.

Media hora después del tiroteo en el café, Stawicki mató a una mujer, identificada como Gloria Leonidas, en un aparcamiento cerca del ayuntamiento de Seattle, para robarle el automóvil, en el que se dio a la fuga.

Las autoridades encontraron el automóvil abandonado, sólo media hora más tarde, con una pistola en el asiento del pasajero y comenzaron una búsqueda del sospechoso que duró horas y obligó a mantener cerrados varios institutos con los estudiantes dentro.

Hacia las 16.00 hora local (23.00 GMT) encontraron a Stawicki tendido en el suelo con una herida de bala que supuestamente él mismo se disparó.

El presunto autor de la matanza falleció unas horas más tarde en el mismo hospital, el Harborview, al que fueron trasladadas sus víctimas.