Un centenar de personas despiden a dos gemelos de panda del zoo de Madrid

antes de emprender su viaje a la reserva china de Chengdu

sociedad

| 11.05.2013 - 19:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un centenar de personas se han acercado hoy al Zoo Aquarium de Madrid para decir adiós a los gemelos de oso panda gigante Po y De-De, a los que se ha homenajeado con bailes, regalos simbólicos y una tarta helada de bambú antes de emprender su viaje a la reserva china de Chengdu.

"Buen viaje a China", ha escrito el embajador de este país en España, Zhu Bangzao, uno de los invitados al acto de despedida de los cachorros de panda, que ha plasmado esta frase en chino y en español en el libro de firmas dispuesto para la ocasión.

El embajador ha recorrido junto al director general del Zoo Aquarium de Madrid, Ricardo Esteban, las instalaciones del parque en el que nacieron en septiembre de 2010 los gemelos de panda gigante, que el próximo 17 de mayo viajarán hasta la reserva de Chengdu, en la provincia de Sichuan, al suroeste de China.

Allí convivirán con más de un centenar de osos panda gigantes con el objetivo de reproducirse, ya que, además de hermanos, Po y De-De son machos y los otros dos ejemplares de su especie que hay en las instalaciones son sus padres, que nacieron en la misma reserva.

En la despedida han participado un centenar de personas, la mayoría de ellas familias de las asociaciones AdopChina y ANDENI (Asociación Nacional en Defensa del Niño), que han estado involucradas en la organización de este evento, según ha informado hoy a Efe la responsable de comunicación del zoo de Madrid, María José Luis.

La fiesta ha comenzado a las 11.00 horas a ritmo de gong, platillos y tambores con la tradicional danza del dragón, que ha transcurrido desde la entrada del zoo hasta la pradera de los pandas, y que en su último tramo ha estado flanqueada por una cadena humana de niños.

A continuación, los osos panda han salido a la pradera anexa a su habitación, donde han encontrado regalos simbólicos que en su interior contenían pienso y frutas como la manzana (la preferida de los gemelos), pero que no han llegado a abrir, según la responsable de comunicación. "Han curioseado un rato", ha dicho.

A primera hora, tampoco han probado la tarta helada de bambú que formaba parte de este "banquete de despedida", ya que los cachorros han preferido comer las hojas y ramas de bambú que desayunan todos los días.

A partir de las 12.00 horas, el público que se ha acercado hasta el Zoo en este día soleado ha tenido la ocasión de participar en talleres y charlas didácticas sobre el oso panda gigante, una de las especies más amenazada del planeta, de la que quedan en todo el mundo alrededor de 1.500 ejemplares, de los cuales viven en cautividad en torno a 300.

Entre las actividades que se han realizado, había manualidades, un juego gigante de la oca basado en pandas, además de un taller de caligrafía china y otro de papiroflexia, estos dos últimos organizados por la Casa de China.

Por último, se han lanzado globos gigantes en blanco y negro, los colores característicos del panda, una especie de la que actualmente en Europa sólo existen diez ejemplares repartidos en Austria, Francia, Escocia y España, donde el Zoo de Madrid cuenta con una "familia" de cuatro miembros, los únicos del país.

La familia "española" se verá reducida a dos tras la marcha de Po y De-De, a los que después de este acto de despedida oficial todavía se les podrá ver antes de su partida, hasta el 15 de mayo incluido.