Un carguero español choca con un dique y se parte en dos en la costa de Anglet

Asturias registró rachas de viento de 179 kilómetro por hora

Suspendidas las actividades en el exterior de los centros educativos gallegos por la alerta

sociedad

| 05.02.2014 - 14:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los tripulantes del carguero español Luno, que este miércoles ha colisionado contra el dique de la playa de La Barre en Anglet (Francia), en las proximidades del puerto vascofrancés de Bayona al que se dirigía, se encuentran a salvo. El fuerte oleaje provocado por el temporal en aguas del Atlántico partió en dos el carguero español "Luno" cuando trataba de entrar en el puerto francés de Bayona, a la altura de Anglet, lo que obligó al rescate de sus doce ocupantes por un helicóptero.

El buque había salido del puerto guipuzcoano de Pasaia, sin carga, y contendría un total de 127 metros cúbicos de fueloil. Según ha informado la Autoridad Portuaria de Pasajes (APP), el buque, de bandera española, tiene como puerto base el de Tenerife.

Su tripulación está compuesta por dos marineros vascos, cinco gallegos, uno asturiano, otro cántabro, otro catalán y un cubano.

Además, ha indicado que el cargador no tenía escala en Pasaia y entró en el puerto guipuzcoano por una avería cuya causa desconoce.

Tras haber aguardado varias horas frente a Anglet a que saliera otro barco, el buque español se disponía a entrar en el puerto de Bayona, en el suroeste de Francia, remolcado y pilotado, cuando sufrió una avería eléctrica que inutilizó sus mandos.

En ese momento, el "Luno" quedó a merced del fuerte oleaje y del viento, que en algunas zonas de la costa atlántica francesa soplaba a 150 kilómetros por hora. Incontrolable, el carguero chocó contra un espigón del puerto y se fracturó en dos partes. La delantera se hundió en la playa de Anglet, mientras que la otra permanece varada junto al espigón.

Desde esa segunda mitad y en condiciones meteorológicas muy duras, un helicóptero militar francés logró rescatar a sus doce ocupantes, once miembros de la tripulación -diez españoles y un cubano, según la autoridad portuaria de Pasaia- y el práctico del puerto.

El ministro francés de Transportes, Frédéric Cuvillier, descartó que el naufragio del carguero español "Luno" a la entrada del puerto de Bayona, vaya a provocar una contaminación masiva, y dijo que por el momento es "limitada, extremadamente limitada"."El riesgo de contaminación masiva a priori se ha descartado", señaló Cuvillier.

Cuvillier apuntó que la causa del accidente fue la avería eléctrica sufrida por el barco, un navío "relativamente nuevo", de 20 años, y que acababa de pasar pruebas técnicas que no habían revelado ninguna anomalía.

En las próximas horas está previsto que se trasladen a Anglet representantes del armador del barco que, en cooperación con los expertos de la Prefectura Marítima francesa, determinarán los siguientes pasos a dar.

El ministro no descartó que se bombee el combustible que hay en el barco, aunque indicó que es preciso esperar a los informes técnicos.

Las condiciones meteorológicas, que se espera que empeoren en las próximas horas, imposibilitan por el momento hacer cualquier valoración.

El "Luno", un barco construido en 1994 por los Astilleros Murueta para la empresa vizcaína Naviera Murueta, tiene 100,65 metros de eslora, 14,8 metros de manga y 6 de calado.

El barco, diseñado para cargar, entre otros productos, sustancias peligrosas sólidas a granel y contenedores, partió ayer por la noche, sin carga, del puerto de Pasaia, en Guipúzcoa, con destino a Bayona.

TEMPORAL EN EL NORTE DE ESPAÑA

El temporal de viento y mar, que ha dejado hoy varios heridos en Galicia, Asturias y el País Vasco continuará durante toda la semana con varias borrascas y frentes que, además de fuertes vientos, traerán abundantes lluvias.

Los potentes vientos que han afectado hoy a todo el litoral cantábrico y han batido récord en Asturias, con rachas de 179 km/h, han provocado lesiones a un hombre en A Coruña por impacto de un trozo de fachada que ha entrado por su ventana, a una mujer en Cangas de Onís que ha perdido dos dedos cuando estaba asegurando con una cuerda una estructura, otra en Oviedo golpeada en la cabeza por fragmentos de la fachada de un edificio y una operadora de cámara de televisión arrastrada por una ola en San Sebastián.

También han registrado complicaciones del tráfico en carreteras de Lleida y Girona y se han cerrado parques, colegios y calles en numerosas ciudades del norte y otros puntos de la península.

El temporal ha impedido que se reanudaran las labores de búsqueda del joven de 15 años engullido por el oleaje el pasado domingo en el municipio lucense de Foz.

Según ha explicado la portavoz de la Aemet, Ana Casals, una nueva borrasca atlántica próxima a las costas de Galicia dará lugar a partir de mañana a un nuevo temporal con vientos fuertes o muy fuertes en Galicia, Asturias, Cantabria, zonas de alta montaña de la mitad norte peninsular y Castilla y León, donde podrán alcanzarse localmente rachas de hasta 130 km/hora.

"Esta semana y la que viene vendrá con un paso sucesivo de frentes, asociados a borrascas profundas atlánticas, que nos dejarán lluvias muy importantes. Afectará en especial a Galicia", ha detallado.

Para este jueves, la Aemet tiene activadas alertas amarillas y naranjas en 33 provincias, por vientos con rachas de hasta 120 km/h y fenómenos costeros adversos con olas que podrían superar los 7 u 8 metros.

En el área del Cantábrico la flota costera ha permanecido hoy amarrada, una situación que se ha repetido en los últimos días debido a los numerosos frentes y que las cofradías de pescadores Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco han calificado de "desastrosa" para la pesca.

Debido a los numerosos daños ocasionados por el temporal, el Gobierno central articulará ayudas extraordinarias para todos los municipios afectados, según le ha comunicado la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en una llamada telefónica, al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Íñigo de la Serna.

En Galicia, la comunidad autónoma más afectada, el parlamento autonómico ha aprobado por unanimidad instar a la Xunta a evaluar los daños, habilitar créditos y acometer obras para paliar los destrozos.

En la capital cántabra, según una primera evaluación realizada por el Ayuntamiento, los daños provocados por el temporal en los elementos urbanos de Santander asciende aproximadamente a 650.000 euros.

El Principado de Asturias ha acordado hoy abrir una línea de ayudas a los particulares y municipios afectados por el temporal que azota la región desde el pasado fin de semana, que tendrá carácter suplementario a las que los damnificados puedan solicitar al Estado.

En el País Vasco, el Ayuntamiento de San Sebastián ha estimado en unos 4,5 millones de euros los daños ocasionados en el litoral guipuzcoano, muro del Paseo Nuevo, las cabinas de la playa de La Concha, los accesos a las playas, varios puentes de la ciudad, o el espigón de la Zurriola, sin cuantificar aún los desperfectos registrados en la isla ni en el puerto donostiarra.

El Consorcio de Compensación de Seguros ya avanzó ayer que previsiblemente la cuantificación de los daños se moverá entre 18 y 20 millones de euros en indemnizaciones en el litoral cantábrico.